Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2008

FIRMA INVITADA

Imagen
Conocí a Marcos Tarre por Internet. Ambos coincidíamos en haber sido publicados en la editorial Alfadil del recientemente desaparecido Leonardo Milla. Luego, un día, cruzó el charco y bajó a Barcelona y le interesó verme. Por problemas de agenda no fue posible, pero si me dejó una tableta de maravilloso chocolate venezolano y un par de novelas suyas en la trastienda de un comercio de la Villa Olímpica, todo muy misterioso. El chocolate me lo comí; la novela, BALA MORENA, la devoré. Creo que es uno de los mejores trhillers que han caído en mis manos. Cuando bajó la siguiente vez a Barcelona ya sí coincidimos. Iba en compañía de su encantadora esposa y sus hijos. Nos zampamos una paella en la Barceloneta, de noche, y luego diluvió como en el trópico. Desde entonces ya somos íntimos. El relato que me cede está a caballo de Medellín, Caracas y Barcelona, como él. La delincuencia se globaliza y el secuestro exprés llama a las puertas de la Ciudad Condal. Disfruten de buena literatura negra…

NEWS

Imagen
JULIO MURILLO GANA EL ALFONSO X EL SABIO
Me venía hablando Julio Murillo, desde hacía algún tiempo, con entusiasmo, de un trhiller trepidante que estaba escribiendo. Un alegrón considerable saber que se lo han premiado con el Alfonso X El Sabio, el mejor dotado y más prestigioso certamen de novela histórica de este país, un género en el que Julio se mueve como pez en el agua.
"Un thriller histórico basado en el misterio, la intriga y en hechos no esclarecidos en su día». Así define Julio Murillo (Sao Paulo, 1957) el contenido de su última novela, Shangri-La. La cruz bajo la Antártida, que en la madrugada del sábado obtuvo en Toledo el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio en su octava edición, embolsándose con ello 50.000 euros. El jurado de este galardón -el más importante de España en el género literario de la novela histórica-, integrado por los escritores Jesús Sánchez Adalid, Almudena de Arteaga y Soledad Puértolas, valoró la construcción de su estructura «como un rel…

EL APUNTE

Imagen
CARA A CARA

Esto se va pareciendo cada vez más a Estados Unidos. Hasta en las elecciones. Los mítines empiezan con música alegre y terminan con lluvia de confetis. Y empiezan a verse globos rojos, globos azules. Después de meses viendo cara a cara entre Segolone Royal y Sarkozy, Barack Obama e Hillary Clinton, nos llega el de Rajoy Zapatero arbitrado por Manuel Campo Vidal, que fue quien mejor estuvo.
El primer cruce de golpes fue a matar. Empezó Rajoy, que, cansado de ir de buena persona con talante durante toda la campaña, lo echó todo a freír espárragos con insultos, exabruptos, muecas y estadísticas sesgadas. Fue directo a esas cejas que, para la ocasión, su oponente acentuó haciendo del defecto virtud. Zapatero hizo gala de sus dotes de niño bueno, de que no ha roto un plato, puso su cara más beatífica ante la avalancha de golpes que se le venían encima. Para muchos le faltó agresividad. Veremos en la segunda vuelta. Pero si uno pecó de manso, el otro, de virulento, y lo de la niñ…

EL LARGO ADIÓS

Imagen
LEONARDO MILLA, EDITOR LIBRERO





Muerte de un editor. Mi amigo, el escritor venezolano Marcos Tarre Briceño, me envía el obituario de Leonardo Milla, mi editor de EL SABOR DE SU PIEL en el convulso país caribeño regido por Chávez, y, muchos años antes, de LA CASA DEL SUEÑO en la extinta Laia cuando la pilotaba después de recibirla de su padre Benito Milla, anarquista que buscó el exilio después del 39. Las muertes de conocidos siempre conmocionan. Ésta, no sé por qué razón, más. Creo que algunos de mis colegas publicaron libros - al menos Andreu Martín, Fernando Martínez Laínez, Manuel Quinto, Carlos Pérez Merinero - en su espléndida colección de novela negra Alfa 7. La editorial se volatizó de una forma un tanto extraña, después de una estafa millonaria y un administrador en busca y captura, y Leonardo marchó a Venezuela. Cuando estreché su mano, en Caracas, hace 4 años, le comenté que me había publicado antes esa novela policiaca - tenía un ejemplar de la misma en un anaquel de su ofic…

LA NOVELA

Imagen
No sé por qué escribí EL SABOR DE SU PIEL, pero creo que lo hice con la sensación de que sería mi última novela erótica. Es difícil, en ese terreno literario tan próximo a la literatura infantil - recuerdo que Vicente Muñoz Puelles, que ha incursionado en ambos géneros, decía que tanto uno como otro admiten en su esencia la fantasía y están cargados de inocencia - no caer en la vulgaridad y en lo pornográfico. Creo que lo conseguí, aunque la novela tiene momentos de una lubricidad erótica considerable y algunos de sus lectores me hayan confesado que necesitaban de una ducha de agua fría cercana para seguir leyendo. Nada que ver con PUBIS DE VELLO ROJO, mi novela galardonada con La Sonrisa Vertical. Si aquella era un descenso a los infiernos de la mano de un erotismo sadiano contaminado por la novela negra, ésta es un canto al sexo, al placer, al amor y a la vida. Porque curiosamente la novela, que debía centrarse en los terrenos del sexo y sus fantasías, que pretendía, mediante la pal…

REVISTA DE PRENSA

Imagen
El triángulo sexual de los protagonistas en “El sabor de su piel “ de José Luis Muñoz, se entrega sin desmesura a los placeres del sexo, embarcándose en una travesía por sus cuerpos, por los cuerpos de otros, por las mentes de otros, por las ciudades, por el mundo, convencidos de que el placer no les deparará nada malo. En esta travesía, donde la vida y la muerte pueden ser tan sólo un recuerdo, descubrirán la amistad, el amor profundo, la solidaridad y la risa. Borja, Leticia y Hernán van más allá de sí mismos porque el deseo se los dicta y es lo que les permite convertirse en humanos aunque todo no sea más que ficción o ilusión.
LETRALIA
Año IX • Nº 11618 de octubre de 2004,Cagua, Venezuela
El ganador de la segunda convocatoria al Premio Letra Erecta de Novela Erótica Alfadil 2004 resultó ser el escritor español José Luis Muñoz, por El sabor de su piel, según se anunció el pasado 8 de octubre en Caracas.
Muñoz estuvo el miércoles por la noche en la capital venezolana, cuando se leyó el…

EL ARTÍCULO DEL DÍA

Imagen
Cuando cumplí 40 años, de lo que ya hace 16, escribí este artículo nostálgico que ahora no sé si llegó a publicarse pero lo hace ahora. Lo encontré por casualidad y la casualidad hace que salga hoy. Bueno sí, ya lo sé. Habla, por aquel entonces, de cuando le llegue el turno a Fidel. Le llegó. Fidel se ha ido, pero se queda. Postfidelismo con Fidel a la sombra.

SENTIMENTALISMO
El otro día tuve una esclarecedora, y más bien triste, conversación con un amigo generacional, de esos que te echas en el instituto y mantienes con el paso de los años como amistad totémica e incombustible. Hablamos de los cuarenta, de los cuarenta años que yo cumplía, y que él estaba a punto de cumplir, de lo que cambiaba el mundo a nuestro entorno en momentos tan críticos de nuestra existencia, y lo difícil que resultaba asumir esta galopada alocada de fin de siglo que pulverizaba fronteras e ideologías. “Lo de la URSS es patético” me decía, en referencia a Leningrado convertida en San Petersburgo, a la entroniz…

FIRMA INVITADA

Imagen
Conocí a Jordi Sierra i Fabra hará la friolera de veinte años, como padre de alumno del colegio Costa i Llobera, de maravillosa memoria, en donde estudiaban nuestros hijos. Compartimos página en la revista Tiempo, si la memoria no me falla, en un reportaje sobre la novela negra que se hacía en Barcelona, género al que yo era un recién llegado, con Andreu Martín y Manuel Vázquez Montalbán, y recuerdo que él aparecía en postura distendida en la foto que ilustraba la entrevista, rodeado de discos de vinilo, otra de sus pasiones. Luego la primera Semana Negra, el título que me debe a mí, FÁBRICA DE NUBES - y me dedicó, por cierto -y reencuentros en saraos literarios. Hace poco salió en los periódicos por dos motivos: el Premio Nacional de Literatura Juvenil e Infantil que había obtenido y por ser uno de los autores más leídos en España después de Cervantes, Cela y García Márquez. El relato que me regala, y regala a todos ustedes, es inédito y nada tiene que ver con la faceta más reconocid…