Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 31 de julio de 2011

Regreso a la séptima vida. En sueños, el único atajo para llegar a ella. Me despierto justo cuando orillo la puerta del cielo, cinco minutos antes de que suene mi despertador puesto a las 8. Hoy toca excursión con el amigo montañero y filósofo y la amiga paisana de Jacques Brel. Llega ella después que de hayamos desayunado con una bolsa de croissants. Muy francés. Le ofrezco café. Y luego vamos todos, una vez más, al Coth de Baretges que sigue teniendo el aspecto de parque zoológico que tenía el último día que subí a él.
Conozco ya a algunos elementos. El semental de hace un par de días no está apático como entonces sino muy tierno y busca el afecto de una vaca que pasta y pasa por completo de él. Los arrumacos a esa hembra francesa, que se diferencia de las del resto de la manada en que no es blanca sino algo canela, no surten ningún efecto, y entonces el semental quiere tomarla por la fuerza lo que redunda en un fracaso estrepitoso. La vaca objeto de sus dese…

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 30 de julio de 2011

Que dos tipos de la misma edad, parecido peso, similar bagaje cultural y político compartan, además, una misma filosofía de la montaña – disfrutar del paisaje, pararse cuando el entorno lo requiera, echar una siestecita al sol, comentar la ruta sobre plano, etc – es un lujo inalcanzable. Hoy, con ese amigo, del que lo soy desde hace más de cuarenta años, planeamos una excursión larga y la ejecutamos: desde Varradós, al que nos aproximamos en el todoterreno, al lago y minas de Liat, uno de los paisajes más espectaculares y, a la vez, más desoladores de Arán. Empezamos el camino con niebla pero un pastor con aspecto de yihadista islámico, cuyos perros primero parece que quieran mordernos y luego juguetean con nosotros, nos asegura que tendremos buen tiempo. Y así es, en efecto. La niebla se alza y podemos disfrutar del azul de cielo enmarcado por nubes vaporosas que van y vienen.
El camino es un GR11 medianamente bien señalizado. Hay trozos en que la senda se pie…

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 27 de julio de 2011
Overbooking. Desde hace días el corredor de fondo no está solo sino muy bien acompañado. Un mes, el pasado, con la casa vacía y una semana en la que se concentran las visitas y tengo que tirar de agenda. Si hoy es martes, ¿a quién le toca visitarme? Me gusta.
Al mediodía vino el amigo y su hija. Degustaron la sopa de nunca acabar. Trajeron un par de setas que encontraron en el bosque, dos hermosos rovellones, a los que hemos sobrevivido, que guisé con la butifarra del Valle, y una enorme botella de whisky que beberé a su salud cuando escriba. Disfrutaron con mis torrijas. Voy a creerme que soy un buen cocinero. Tuvimos una larga sobremesa con suculentas anécdotas de viajes. Una de Roma me pareció fantástica, de película de persecuciones con un conductor especialista. Yo conté mi azarosa y kafkiana salida de La India. A las 5 cogimos el coche y subimos al Coth de Baretges por la sinuosa carretera del Portillón. El primer tramo de ese camino que ya me conozco al …

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 27 de julio de 2011

Altero todas mis rutinas hoy, salvo la de desayunar con las noticias que siguen centrándose en el nazi de Oslo. Un tipo tan educado y amable como la pareja de despiadados asesinos de guante blanco, ¡qué detalle tan inquietante!, de Funny games, la película de Haneke que veo por enésima vez en cualquiera de sus versiones en la Sexta por la noche. Bizcocho y café con leche. No es el bizcocho del último día, el que estuvieron desayunando los últimos amigos que pasaron por mi casa. En algo fallé. No puse limón, ni ralladura de su cáscara. Ya no tiene remedio.
Me olvido hoy del diario y voy a La Trastienda con el paraguas abierto. Diluvia. Un café solo mientras me conecto a su wifi. Alabo el paté del otro día. Tuvo éxito. Leo mi correo. El Miami Herald Tribune se interesa por Llueve sobre La Habana. No me sorprende. Miami es el lugar del mundo, fuera de la isla, en donde hay más cubanos. La editorial se compromete a enviarles un ejemplar. Mientras, intento un contac…

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 25 de julio de 2011
TXAKOLI


Pienso que es un buen vino para recibir a un amigo. Y a su hija. Lo compro en La Trastienda, mi comercio preferido. Mi oficina. Me gustan esos bares, o restaurantes, que también son tiendas, en donde degustas un vino o un paté y, si te place, te los llevas. El txakoli está frío. El paté es de foie con setas. Paté y txakoli, vascos. Le pregunto a la dueña de La Trastienda, de la que ya casi soy amigo, el porqué de tanto vasco en el Valle. Yo soy gallega, me dice, Jon es vasco. Ah. Por proximidad. San Sebastián está a dos horas y media en coche. Un día cogeré el coche y me iré a San Sebastián, me bañaré en La Concha, comeré angulas y regresaré a mi Valle. Mi amigo, y su hija, me esperan guarecidos bajos sus paraguas ante la iglesia. Los llevo a casa. Me alegro de verlos a ambos. A él lo vi la última vez en el Café Salambó, en la triple presentación. A ella cuando iba en un cochecito, un día de Reyes, en el puerto, esperando a Sus Majestades que llegaban …

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 25 de julio de 2011
WOODY ALLEN
Nos hacemos mayores. Todos. Al atardecer subí al Coth de Baretges. Llegué hasta arriba en el todoterreno, cuando termina la pista accesible y el camino se llena de piedras y se estrecha. No estaba solo. Caminaban por el prado tres muchachos y había un par de coches, uno de ellos un todoterreno, seguramente de un pastor, que bloqueaba la pista. Dejé el mío próximo al borde del camino, casi con la rueda en el aire. Y bajé con mi bastón masai. Las nubes estaban bajas, pero aun así permitían admirar el majestuoso paisaje de uno de los lugares más bellos del Valle. Hoy había caballos, muchos, cientos, como nunca había visto en otras ocasiones. Bajaban al trote por las laderas, en grupos, las madres con sus potrillos a los que cuidaban y mimaban con esmero enternecedor. Algunos, curiosos, se acercaban tanto a mí que debía levantar el bastón para ahuyentarlos. Otros, en grupos compactos, parecía que quisieran abalanzarse sobre mí y salía yo de su camino e…

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 24 de julio de 2011
ZULÚ


El mecanismo por el que un film acaba convirtiéndose en un clásico y película de culto es algo que me fascina y es difícil de razonar. Pasa con esta película de Cy Enfield, un director británico al que los críticos de Cahiers del Cinema, o de Dirigido Por, tildarían seguramente con el despectivo epíteto de artesano, y que veo por enésima vez y ocurre que, a pocos días de entrar en la sesentena, ¡qué horror!, mi visión es distinta a la que tuve de esa película a los dieciocho, a los treinta años, a los cuarenta o a los cincuenta, en cada una de mis siete vidas precedentes. La película es la misma, pero soy yo el que cambia y aprecia rasgos que pasaron inadvertidos en cada una de los visionados anteriores. Lo primero que me llama la atención es que Zulú, con la que se rumoreaba alcanzaban el orgasmo los sudafricanos racistas al verla por la cantidad de negros guerreros de esa etnia que eran masacrados por los aguerridos soldados británicos de casaca roja, si…

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 23 de julio de 2011
Hoy me despierta la ducha del vecino. ¿Por qué hoy y no otro de los 45 días que llevo viviendo en el valle? ¿No se han duchado hasta ahora? Pero haraganeo más en la cama, hasta que ese rayo filtrado por las nubes, llega a mis párpados. Me levanto. Desayuno con las noticias. Los telediarios son un monográfico noruego.
A la ficción le pedimos verosimilitud, cosa que no hacemos con la realidad. Si un tipo, yo mismo, escribiera que un individuo de aspecto educado y encantador, guapo, pone una bomba de enorme potencia en el edificio del gobierno de Oslo y luego toma un transbordador e irrumpe en un campamento y mata a 80 personas, no lo creeríamos. Bueno, me lo dicen, y no lo creo. ¿Alguien puede matar él solo a 80 personas? ¿Alguien puede ser tan inmensamente letal para disparar tantas balas y con tan buena puntería? Lo que en buena lógica haría un comando de una docena de criminales lo hace uno solo. El noruego encantador no dudó en asesinar niños y adolescentes, …

PRESENTACIÓN

Imagen
Jueves, día 14 de Julio. 20 horas
CAFE SALAMBÓ
C/ Torrijos, 51 (junto a cines Verdi)
BARCELONA -BARRIO DE GRACIA
Hablaré con Celia Santos, paisana y periodista cultural, y José Vaccaro Ruiz, amigo y colega, sobre mis tres últimos libros de la cosecha 2011 mientras tomamos una copa.
Y Negra y Criminal los venderá a quien quiera comprarlos en el mismo local.





MUERTE POR MUERTE

(Bicho Ediciones, 2011)
El profesor Eduardo Bosch ejerce la docencia en la isla de Ibiza. Nada parece perturbar la vida de este chueta ilustrado, amante de la literatura y felizmente casado con su antigua alumna Berta Monjó, hasta que la casualidad hace que su camino se cruce con el de un pendenciero inglés que veranea en la isla. De ese encuentro asimétrico nace un siniestro acuerdo que liberará a Bosch de un problema engorroso que hace tiempo le quita el sueño. Se trata de encauzar la natural violencia de ese hijo de las Islas Británicas y darle un sentido práctico. Pero el resultado del encargo no se ajusta a lo pactado…

LA PELÍCULA

Imagen
UN CUENTO CHINO
Sebastián Borenzstein
Simpática fábula del argentino Sebastián Borenzstein, que debutó con La suerte está echada, que tiene como protagonistas a Roberto, un ferretero maniático compulsivo, de vida tan ordenada como solitaria, y Jung, un chino desvalido en busca de su tío en el gran Buenos Aires, al que el primero acoge en su tienda como un perro abandonado mientras busca al familiar que se haga cargo de él. La convivencia forzosa entre los dos hombres, las diferencias culturales y el desconocimiento del idioma por parte del oriental dan lugar a una serie de situaciones cómicas en las que Ricardo Darín se siente a sus anchas y tiene una correcta réplica en Huang Shen Huang, un debutante oriental.
Con un mensaje de buenismo (la película es un cántico a la amistad por encima de fronteras y culturas y a los buenos sentimientos que afloran en un personaje hosco y amargado en cuanto se rasca un poco en su superficie), muy propio del cine argentino y que, muchas veces, pesa como…

MIS LIBROS

Imagen
Acaba de salir en bolsillo LA FRONTERA SUR. Algunas razones para leerla
LA CRÍTICA HA DICHO SOBRE LA FRONTERA SUR


Hay muchas escenas para recordar: la redada en un burdel para cazar unos narcos. El sucio y animado ambiente de este restaurante en donde Mike ve por primera vez a Carmela. El sangriento interrogatorio al jefe de la banda, cazado en aquel burdel. Hay que entender este mundo para contarlo: las mujeres que ejercen un negocio ilegal, pero que a la vez colaboran con las fuerzas del orden que debería desmantelarlo. Los cadáveres de prostitutas adolescentes, las fuerzas del orden metidas en el negocio de la droga y el chantaje. Entre ellos, un policía que, aunque imperdonable, carga sobre sus espaldas la tragedia de perdición y dolor que, tan fieramente, cuenta este libro.
Lilian Neuman en suplemento CULTURAS de La Vanguardia

Una trama que progresa a buen paso y que se cierne sobre el lector atrapando su atención sin contemplaciones, unos personajes de trazo fino y proceder impulsiv…