Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Barcelona,23 de marzo de 2013



Creo que estoy somatizando la crisis social, política y moral que estamos sufriendo todos. Bueno, no todos. Hay un 0,5 de la población mundial que se frota las manos en el momento en que yo escribo esto, desayuna caviar con vodka y está tomando el sol en la cubierta de su yate con un ejército de camareros revoloteando a su lado y un capitán de Vacaciones en el mar a su servicio. Viene esto al hilo porque he enlazado un catarro largo, del que todavía ando resentido y una tos puntual me lo recuerda, con una más larga lumbalgia que dice bien poco a favor de mi estado físico que corre parejo con el psíquico. El mundo está en ruinas, y yo con él, derrotado.Menos es más. Menos es Tabú, una película portuguesa que poca gente verá, en donde Manuel Gomes consigue una poética fílmica maravillosa y meter al espectador en una historia fascinante con elementos que vienen del cine primitivo, del otro Tabú de Murnau, por ejemplo. Minimalismo puro. También tiene mérito, c…

DIARIO DE UN ESCRITOR

Imagen
Arán, 7 de marzo de 2013
La mayor parte de mis amigos y conocidos venezolanos son antichavistas. Hice bastantes relaciones durante esa semana larga que estuve en Caracas en el 2004 para recibir un premio y promocionar una novela erótica, El sabor de su piel, que quizá se edite en España. Conocí escritores, periodistas, profesores, y casi todos, menos dos excepciones, despotricaban contra Chávez. Cuando, cuatro años después, publiqué La caraqueña del Maní, escrita precisamente en esos días en que estuve en Caracas, en la que Chávez era un personaje más de la novela, como Castro lo era de Llueve sobre La Habana, porque hablar de Venezuela y de Cuba sin nombrar a sus comandantes era tarea imposible, daba la sensación de que yo era antichavista. Y seguramente lo hubiera sido de ser venezolano, de vivir en Venezuela y no en una monarquía bananera en donde la injusticia social está establecida por ley y reina la corrupción por doquier. Pero España es un país serio y Venezuela una martingala.…