martes, 30 de septiembre de 2014

CINE

UN TOQUE DE VIOLENCIA
Jia Zhang-Ke
cartel-un-toque-de-violencia-2-075


Lejos de la visión poética y un poco oficial del régimen político chino que son las películas de Zhang Yimou, o de las historias amorosas de Wong Kar Wai, Jia Zhang-Ke (Fenyang, 1970), autor de Naturaleza muerta (León de Oro del Festival de Venecia 2006) y del documental Historias de Shanghai (2010), hurga en la moderna y real China, un país contradictorio en el que convive el mundo tradicional junto a un desarrollo brutal, la heterodoxia comunista junto a un capitalismo salvaje, y de esas placas tectónicas que colisionan constantemente se genera esa violencia que preside la película. 

lunes, 29 de septiembre de 2014

CINE

CONCLUYÓ LA 62 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
La 62 edición del festival de cine de San Sebastián echó ayer el telón después de nueve días de cine intensísimo de todos los continentes en los que primó una calidad indiscutible. Un espaldarazo a nuestro cine  con la Concha de Oro a la mejor película a Magical girl de Carlos Vermut, y con el premio al mejor director con su segunda película que es arriesgada, se sale de las convenciones narrativas y deja al espectador inquieto en la butaca. Otra de las películas españolas triunfadoras es La isla mínima de Alberto Rodríguez que se lleva el premio Feroz y la Concha de Plata al mejor intérprete para Javier Gutiérrez, muy alejado de sus papeles habituales.
siga leyendo en EL COTIDIANO

CINE

LA ISLA MÍNIMA
Alberto Rodríguez


España tiene una muy buena tradición de cine negro, incluso durante el franquismo con películas como Apartado de correos 1001 de Julio Salvador, Brigada criminal de Ignacio F. Iquino o Los atracadores de Francisco Rovira Veleta. En esa tradición se inscribe la película de Alberto Rodríguez, el realizador de Grupo 7 y Siete vírgenes, que se pone manos a la obra con un thriller asfixiante ambientado en las marismas andaluzas durante los albores de la democracia, cuando todavía no habían descolgado los retratos de Franco de las comisarías de policía. 

domingo, 28 de septiembre de 2014

CINE

Crónica desde el Festival de San Sebastián
UNA COMEDIA SOCIAL FRANCESA, UN EJERCICIO EGOCÉNTRICO DE NICK CAVE Y UNA PELÍCULA SIN FIN Y…THE END A LA 62 EDICIÓN
Samba

            Empiezo la mañana con mal pie: me han robado el sillín de la bicicleta por la noche, frente al hotel. Con el precio del alquiler más el sillín que debo abonar podría haberme desplazado todos estos días en limusina, pero no habría disfrutado de la ciudad ni hecho un mínimo de ejercicio imprescindible para mis agarrotadas piernas que apenas sirven para andar después de tantas horas sentado en las salas de proyección. Lejos de atormentarme por el expolio, me digo que mejor que me lo hayan robado esta noche que no la primera. Y decía ayer, no sin razón, que los dibujos animados de El cuento de la princesa Kaguya me recordaban a Heidi; tenía que recordármelo, claro, puesto que su director Isao Takahata es el responsable de las series Heidi y Marco
siga leyendo en EL DESTILADOR CULTURAL

sábado, 27 de septiembre de 2014

MIS LIBROS

Revista PRÓTESIS: Te arrastrarás sobre tu vientre. José Luis Muñoz: Ese mundo bizarro, cruel, humano y bestia Gaspar Noriega es el protagonista absoluto de la novela. Un hombre que proviene del boxeo y...

CINE

CRÓNICAS DESDE EL FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN
PABLO ESCOBAR, UNA VIDA SALVAJE FRANCESA, UNA VIDA INSUFRIBLE CHILENA Y CINE DE ANIMACIÓN NIPÓN
escobar-paraíso-perdido

            A punto de bajar el telón de este festival una nueva película eleva el nivel medio del certamen y lo sitúa de nuevo alto: Escobar: paraíso perdido, una coproducción entre Francia, España y Bélgica dirigida por Andrea Di Stefano (Roma, 1972). Cuando dos canadienses aficionados al surf descubren una playa virgen de Colombia creen descubrir su paraíso particular; cuando uno de ellos, Nick (Josh Hutcherson), se enamora de la sobrina (Claudia Traisac) de Pablo Escobar, empieza el infierno. No es Escobar el protagonista de la película, eso hay que dejarlo muy claro y es algo que no han comprendido muchos de los espectadores que asistieron al pase y la silbaron al finalizar, sino ese canadiense Nick  que se mete en la guarida del lobo y entra en un lugar del que no se puede salir. Andrea Di Stefano no profundiza en la personalidad de uno de los criminales más mitificados del mundo, y de los más desalmados y crueles, al que Benicio del Toro presta su impresionante presencia, y muestra, una vez más, el dualismo de esos grandes criminales mafiosos que actúan como verdaderos señores feudales: encantador con los suyos, benefactor de los pobres a los que dicen proteger; despiadado con cualquiera que le suponga el más mínimo problema. Quizá le falte a la película hablar del trasfondo político del personaje, el entramado de corruptelas y sobornos que lo convirtieron en uno de los hombres más influyentes de su país, pero eso sería otra película, un biopic sobre Pablo Escobar que esta película no es. 

viernes, 26 de septiembre de 2014

CINE

Crónica desde el festival de San Sebastián
PÁGINAS VERGONZOSAS DE NUESTRA HISTORIA, UNA HILARANTE MUESTRA DE HUMOR NEGRO, GORE COREANO DE CALIDAD Y UN PASEO POR LOS SÓTANOS AUSTRIACOS
Banda de chicas


Más adolescentes inadaptados y violentos. Una plaga si atendemos la cantidad de películas que tratan el tema presentes en el Festival. Bande de filles, que se proyecta en la sección Perlas, es desoladora y no porque sea una película especialmente dura a nivel visual. Una chica negra maltratada en su casa por su hermano mayor, que asume el rol de padre, habitante del inhóspito banlieue, decide unirse a una banda de chicas de su mismo color, unas chonis poligoneras de ascendencia africana, que se dedican a pelearse con otras bandas y a pequeños hurtos cuando por su mal expediente académico se le cierran las puertas para seguir con sus estudios. Celine Sciamma (Pontoise, 1980) retrata ese grupo salvaje femenino con sumo cariñolas chicas, además de encanto, derrochan simpatía y comunican bienpero no le da ninguna esperanza de rehabilitación. Lejos de reivindicar un cambio social o buscar un culpable a su situación, esas muchachas marginales lo único que buscan es ropa cara, maquillaje, alojarse en lujosos hoteles con las ganancias de lo que roban y tener un chico que las proteja: unas jóvenes airadas de lo más convencionales. Banda de chicas es un retrato de esos suburbios infectos, colmenas de inmigrantes recluidos en guetos perfectamente separados que, de cuando en cuando, crean problemas e incendian las periferias de las grandes ciudades en estallidos de rabia incontrolados. Un grave problema de integración sociocultural que tiene Francia en sus entrañas.