EL RINCÓN DEL POETA

No todos saben que Nerea Riesco, además de novelista exquisita, es una brillante poetisa. Ediciones En Huída acaba de publicar su poemario Desnuda y en lo oscuro del que este Sabes a sal es una buena muestra. SABES A SAL
Nerea Riesco

Tu cuerpo es mío
cuando lo aplaco entre mis muslos
con un canto de sirena
te notifico el desahucio
del refugio donde toda yo
-caverna y remolino-
te retuve acuosa
esperando la borrasca en mis entrañas.
Entonces los ojos se te vuelven párpados
echas atrás la cabeza
y ese rumor sordo retumbando aún en mi vientre
me obliga a abrazar tus caderas de contador de cuentos
-ansia húmeda, navegable-
para disponer tu prospección
a la cuenca abisal de mi boca.
Me invades como los cabos que se saben penínsulas;
el mar que soy lame tus orillas,
te recubre de agua,
provoca sacudidas de olas,
te arrastra a lo más profundo…
hasta que puedo escuchar un murmullo de caracolas
anunciando que vas a espumarte en mí
entonces te confino entre los labios y
–como ánfora de marino a la deriva-
reservo el sabor a sal que me derramas,
para soñar que soy de nuevo orilla húmeda
esos días tristes en que tus ausencias desertan mi playa.


NEREA RIESCO es escritora y periodista. Nacida en Bilbao, criada en Valladolid y residente en Sevilla. Ha publicado los libros La ladrona de almas (2002), El país de las mariposas (2004), Premio Ateneo Joven de Sevilla, Ars Mágica (2007) y El elefante de marfil (2010).

Comentarios