SOCIEDAD

SALVADOR PUIG ANTICH



Quizá a alguno le flaquee la memoria y ya no se acuerde, pero hoy, 40 años atrás, en Barcelona, en uno de los tétricos habitáculos de la cárcel Modelo, Salvador Puig Antich, un joven libertario de apenas 26 años, militante del MIL (Movimiento Ibérico de Liberación), fue uno de los dos últimos ajusticiados el otro fue Heinz Chez, el de La Torna de Els Joglarspor el salvaje método del garrote vil por el régimen franquista. siga leyendo en EL COTIDIANO

Comentarios