SOCIEDAD

MUJICA, EL POLÍTICO HONRADO


Hasta anteayer más de uno podría pensar que político honesto era un oxímoron. O que la honestidad con la política combina tanto como el agua con el aceite hirviendo. Pues no. Aunque son una especie rara, políticos honrados haylos aunque contados con los dedos de una mano. siga leyendo en EL COTIDIANO

Comentarios