SOCIEDAD

LA SANGRE PALESTINA

            En pleno auge de la delirante y sangrienta batalla entre el estado mexicano y el narco me preguntaba, y preguntaba a colegas mexicanos con los que tropezaba en congresos o festivales literarios, por esa violencia extrema de los sicarios mexicas, buena parte de ellos salidos de las filas policiales, expertos en decapitar o disolver en ácido a sus adversarios. Varios me lo resumieron con una respuesta simple y obvia: porque pueden.

Comentarios