CINE

71
Yann Demange


Un barrio de ladrillo rojo con callejones estrechos y una población humillada y violentada entre sus casas puede convertirse en una jungla hostil. De eso va el film de Yann Demange que, en algún momento, nos puede recordar el Black Hawcke derribado de Ridley Scott: las dos películas transcurren en territorios hostiles, Somalia y el Ulster, en los que intrusos abandonados a su azar tienen que pelear por conservar su vida en una geografía urbana completamente desconocida. 

Comentarios