CINE

MARILYN MONROE,
PERSONAJE DE NOVELA NEGRA
JOSÉ LUIS MUÑOZ en SUB-URBANO MIAMI




Si existe un cadáver que haya sido explotado hasta la saciedad y del que se siga hablando después de cincuenta años de su muerte, ese es de Marilyn, aunque el cuerpo no exista más que en el celuloide porque no queda más que cenizas de la sex symbol por antonomasia y actriz discutible que enamoraba tanto a la cámara como enloquecía a sus directores, paradigma de víctima de esa máquina cruel que fue el Hollywood dorado para algunos actores con un ápice de sensibilidad. Marilyn Monroe fue tan icono sexual como Che Guevara revolucionario. Dos cadáveres bellos y exquisitos.

Comentarios