LITERATURA

PATPONG ROAD
La Página Ediciones, 2012



Hasta entonces me había masturbado teniendo en la mente imágenes de algunas diosas del celuloide. Marilyn Monroe y Claudia Cardinale eran las más asiduas convocadas, pero dejaron de serlo en cuanto apareció la francesita. Claire era hermosa, sensual, sinuosamente redonda y bien dotada, la chica ideal que todo adolescente que comienza a afeitarse desea tener entre sus brazos para calmar el siempre insatisfecho ardor de los años salvajes, esa fiebre irracional que guiaba todos nuestros actos desde la mañana a la noche y se convertía en una obsesión que nos impedía pensar en otros asuntos. Yo adoraba todo en ella, hasta su nombre que me recordaba la película “Le genou de Claire” de Eric Rhomer, un realizador francés tan de moda por aquellos tiempos, aunque la rubia Claire estaba bastante lejos físicamente de la mofletuda y deliciosa Haydee Politoff, una francesita morena, con gracioso flequillo y hermosas pantorrillas que deslumbraba a una Jean Claude Brialy disfrazado de bohemio. 





Si quiere el libro dedicado y a domicilio envíe un mail a joseluismunoz33@gmail.com


Comentarios