LITERATURA

LA MUERTE DE AMALIA SACERDOTE
Andrea Camilleri
RBA Ediciones, 2008
208 páginas



Está considerado el siciliano Andrea Camilleri, guionista y director de teatro, una de las voces más prestigiosas de la literatura negra italiana que ha dado nombres notables al género Leonardo Sciascia, sin ir más lejos, y también siciliano que tiene argumentos sobrados por la eterna relación entre mafia y poder político que dan mucho juego literario. Es mundialmente conocido su personaje el comisario Montalbano, un guiño que este octogenaria escritor italiano hizo a nuestros querido y ausente Vázquez Montalbán, pero en su novela La muerte de Amalia Sacerdote, que no es lo mejor que ha salido de su cabeza y pluma, no está presente y el argumento de esta breve novela gira en torno al mundo de la información y las finanzas sacudido por el asesinato de la hija de un prohombre.
Soy de los que considera que una novela negra tiene que tener un escenario definido, unos personajes creíbles, a los que el lector vea y entienda, y una trama que enganche en su clímax para que la lectura progrese y el libro no se cierre antes de llegar a la página final. Ninguna de esas virtudes está en el libro de Camilleri, de trama confusa no es el lector poco atento sino el autor el culpable de ello, que no la sabe explicar, personajes inexistentes no hay uno solo que podamos ver y con el que consigamos establecer una mínima empatía, y es absolutamente anticlimática a nadie, ni al autor, parece importarle quien asesinó a Amalia Sacerdote hasta su desenlace.
Camilleri parece pedir disculpas a los lectores en una nota al final del libro afirmando que nunca ha pisado la RAI, sino para ser entrevistado, no sabe cómo funcionan las entidades bancarias, tampoco tiene ni idea de cómo funcionan los despachos judiciales, etc. etc. Ni él ni muchas personas. Pero cuando uno se pone a escribir novela negra tiene que tener la suficiente habilidad para que todo eso no lo note el lector, o no le importe por lo apasionante del argumento o su calidad literaria, lo que no es el caso de esta breve novela llena de diálogos absolutamente aburridos, insustanciales e innecesarios.
La muerte de Amalia Sacerdote ganó el II Premio de Novela Negra RBA, uno de los más prestigiosos del mundo, así es que posiblemente estoy muy equivocado.



Comentarios