VIAJES

LA LUZ NEGRA DE TALLIN


El otoño llega a Tallin al mismo tiempo que yo desembarco en la ciudad. Dos vuelos de Lufhansa con escala en Frankfurt me llevan a la capital de Estonia. Dos vuelos con la misma tripulación. Por un momento creo haber equivocado el avión y volar de retorno a Barcelona para completar un bucle absurdo y terminar en donde he salido. Pero no.

Comentarios