CINE / 53 FESTIVAL DE CINE DE GIJÓN

LOS PALMARÉS DE GIJÓN
Y MI TOP FIVE
Como en los juicios, acato los palmarés del 53 Festival de cine de  Gijón, pero no los comparto en absoluto, salvo excepciones. Si en el Festival de San Sebastián acerté casi al cien por cien, en el de Gijón, no me he acercado ni por asomo a los gustos del jurado.
Vayamos por partes. Premiar el film del coreano Hong San-Soo Right Now, Wrong Then como mejor largometraje me parece un chiste. Esa película es exactamente la nadería absoluta, o  una historia aburrida duplicada, y lo mismo digo de su actor principal, Jung Jae-Young, que ha recibido el premio a la mejor interpretación por poner cara a un director de cine que nadie se cree que lo sea, de tan insulso y vacuo.
No puedo discutir, porque no pude ver, la película de Arturo Ripstein La calle de la amargura por la que el director mexicano recibió el premio al mejor director.

Estoy de acuerdo con que la marroquí Loubna Avidar haya obtenido el premio a la mejor actriz con su interpretación de prostituta en la valiente película Much Loved, por la que fue agredida salvajemente en plena calle. Esta película, prohibida en Marruecos, es, desde mi punto de vista, infinitamente superior a la ganadora coreana y recibió el premio Fipresci.
Que el mexicano Celso García haya sido galardonado con el mejor guion por un mediocre serial buenista llamado La delgada línea amarilla, es casi tan incomprensible como el premio a  Hong San-Soo. Las historias de cualquiera de las otras películas a competición eran mucho mejores.

El premio Gil Parrondo a la mejor dirección artística a la norteamericana The Diary of Teanege Girl, compartido con la mexicana La calle de la amargura,  presumo que es justo. La película de Marielle Heller ha sido la que más me ha divertido del certamen, una comedia ácida.
El público ha desbarrado bastante menos que el jurado en sus premios. La danesa Land of mines del ex dogma Martin Zandvliet es una película correcta, pero no la mejor desde mi punto de vista. Discrepo en cuanto al premio Rellumes que se ha llevado la argentina Operación México, un pacto de amor de Leonardo Bechini, que desperdicia un buen tema con una realización muy torpe.

Zurich, de Sacha Polak, ha recibido el premio a la mejor película dirigida por una mujer. Habría merecido ganar el certamen.
Mi top five, a continuación.
1/ Las Ardenas, una ejemplar muestra de ese nuevo euronoir que se cuece en las tripas de Bélgica, con un argumento creíble, una realización brillante y unos intérpretes soberbios.

2/ Aferim. La rumana horse movie de Radu Jude tiene los aromas de los mejores westerns clásicos y es una visión cruda, pero bella, de la terrible situación social de la Rumanía del siglo XIX que se parece a la Edad Media, exquisitamente fotografiada en blanco y negro.
3/ Zurich. La gélida película de Sacha Polak es un certero análisis de un personaje desolado por la pérdida cuyo tono se mantiene en las dos partes del film inteligentemente invertidas en su orden cronológico.

4/ Black, de Adil El Arbi y Bilall Fallah, la versión de Romeo y Julieta ambientada en el conflictivo barrio de Molenbeek-Saint-Jean, de donde salieron los terroristas que atentaron en París, es un thriller tenso y violento que recuerda a las mejores películas de bandas made in USA y no permite un minuto de respiro al espectador.

5/ One Breath, del alemán Christian Zübert, alegoría de la situación Alemania/Grecia llevada al campo del enfrentamiento entre ejecutiva alemana y niñera griega, lucha de clases y lucha de países ambientada en los dos escenarios enfrentados, Alemania y Grecia, y servido por dos potentes actrices de dos nacionalidades.   
Booktrailer de MARERO





Comentarios