¿QUÉ FUE DE?


Kathleen Turner?
autor:
Marc Muñoz
Kathleen Turner es el exponente paradigmático de la actriz que sobrepasa la cuarentena (ahora ya la cincuentena) y su carrerea se hunde. Especialmente significativo y dramático es el caso de esta actriz nacida en Springfield, Missouri, que pasó de ser un mito erótico en los 80’s con películas como Fuego en el Cuerpo, a pasar desapercibida en filmes televisivos o series de TV.
Doblemente duro ha sido para la norteamericana ver cómo el físico que en su día llenaba de erotismo las pantallas de medio mundo, ahora resulta ser un espejismo doloroso de su pasado, que le ha provocado que se le cerrasen aún más puertas en su carrera. Porque si ya es duro para una actriz de cincuenta y tantos hacerse con un papel (ver
Debra Winger, Jessica Lange), más le debe resultar a una Turner irreconocible y algo obesa. La confirmación está en que la actriz de La Joya del Nilo puede resumir su andadura por esta década con sus trabajos televisivos en las series Nip/Tuck, Friends y Ley y Orden, o por participar en un par de filmes mediocres que pasaron desapercibidos (si es que llegaron a pasar) como Beatiful o El Príncipe de Central Park. Lo más relevante de su carrera artística en los 2000’s ha sido prestar su voz en Monster House y su pequeño papel en Una pareja de tres con Jennifer Aniston y Owen Wilson.
Sin duda, una situación dramática para una actriz que pobló la década de los 80’s con sus papeles en la ya citada Fuego en el cuerpo, Tras el corazón verde, La Joya del Nilo, El honor de los Prizzi, Peggie Sue se casó, El Turista Accidental o la desternillante La Guerra de los Rose.
De su paso por los 90’s hay varios filmes rescatables, pero que no lograron evitar su actual situación de actriz olvidada por el gran público. De los 90’s destacaría su actuación para John Waters en Los Asesinatos de Mama, o su papel de madre en Las Vírgenes Suicidas.

Comentarios

José Antonio ha dicho que…
Una de las grandes estrellas de los '80, sin duda... La pena es que no ha podido subirse al carro de otras de su generación (como Glenn Close que triunfa, y de qué manera más maravillosa, con la serie DAMAGES).

Sus papeles en EL HONOR DE LOS PRIZZI o en FUEGO EN EL CUERPO recuperaron la esencia de la "femme fatale" en el cine.
Marc Muñoz ha dicho que…
El problema de esta actriz ha sido su deterioro físico, tal y como evidencia la foto de arriba. Eso le ha marcado y le ha cerrado todas las puertas, incluso las de la televisión, propicias en estos casos a recuperar a actrices cincuentonas, como bien dices José Antonio. Este ha sido el caso de Glen Close con Damages o Holly Hunter con Salvando a Grace.
Luis J. ha dicho que…
Que no trabaje en televisión me resulta sospechoso, la verdad...
Recuerdo una frase suya de los tiempos de triunfadora: si me cruzo con un hombre por la calle y no se vuelve a mirarme es que es homosexual (cosa que no entiendo porque la belleza, femenina o masculina, se mira siempre). Así es la vida de cruel. Tengo entendido que su deterioro físico es debido a una enfermedad degenerativa de los huesos que requiere mucha cortisona, de ahí su "gordura" que es más bien hinchazón. En todo caso hay ejemplos de actrices "metidas en carnes" (me viene a la cabeza Shelley Winters en La Aventura del Poseidón) que si rodaron películas en Hollywood ya mayores. Pero hay que reconocer que, hasta para eso, hay que tener suerte en esta época que vivimos de cara sólo a la tersura, la eterna juventud y al grito de ¡TODOS AL CIRUJANO PLÁSTICO!
José Luis Muñoz ha dicho que…
Sí, en efecto, es por la cortisona. Hollywood devora a sus hijos, sobre todo a sus hijas, que tienen que estar siempre estupendas para conseguir el papel. El galán puede ser un vejestorio, aparentar ser el padre de la chica, pero no al revés. Es una pena como se ha desperdiciado a esta buena actriz que fue guapísima en su breve etapa de esplendor.
Juan Luis Tapia ha dicho que…
Son las injusticias del tiempo y las arrugas, con una gran actriz. Sólo su papel en Fuego en el cuerpo merece una carrera cinematográfica. Una pena que desaprovechen la veteranía de actrices de este tipo. Totalmente de acuerdo. Felicidades por el blog, que es buenísimo
José Luis Muñoz ha dicho que…
Creo que Meryl Streep y Diane Keaton son de las pocas que se llevan bien con sus arrugas y siguen con su carrera. Hollywood maltrata a sus estrellas, sobre todo a las femeninas. En FUEGO EN EL CUERPO,que vi la semana pasada, estaba extraordinaria la Turner.
Muchas gracias, Juan Luis, y un abrazo