CINE

REENCONTRAR EL AMOR
Lisa Azuelos


            El amor no tiene una explicación lógica por suerte. Muchos dicen que es un delirio, una enfermedad, un proceso febril; una reacción química los más escépticos y científicos. Se coincide universalmente en que escapa a la razón y por eso sigue siendo tan fascinante e imprevisible, nos domina y nos enamoramos de nuestro propio enamoramiento. Algo telúrico anima a dos cuerpos a encontrarse y trabarse en un abrazo interminable. Luego la sociedad impone sus normas y domestica esa relación para sus propios fines: la familia. El amor se oficializa, hasta por contrato, y pierde buena parte de su encanto, o todo. Otro dicho amargo: el matrimonio es la tumba del amor.

Comentarios