SOCIEDAD / LIMPIEZA

                                       Limpieza

El pasado viernes fue un día mágico y esperanzador despues de una década de desesperanza, humillación y vesanías perpetradas con chulería por un partido que pasará a los anales de la historia negra de nuestra democracia cuando más de uno, yo mismo, la cuestionaba con toda la razón del mundo. Se acabó el pisoteo de la banda de arrogantes neofranquistas. Cayó la banda y su apuntillador esgrimió con ellos maneras suaves que no se merece ese deleznable partido inmoral que se ha saltado la ley. Ese viernes se hizo limpieza en una operación vertiginosa que, de un plumazo, ha terminado con un regimen esencialmente dañino para la democracia y ha habido dos imágenes de enorme impacto visual por lo que traslucen que me han tocado. Los diputados de Unidos Podemos puestos en pie y cantando el “Sí, se puede” y el abrazo fraterno en el que se han fundido los líderes de izquierda del parlamento español, la visualización de una etapa de esperanza que se abre tras el desalojo del PP de La Moncloa.Emotivo. La bestia a su caverna.

 Por una vez la clase política ha dejado al margen sus intereses partidistas, y ahí está el PNV, y se ha hecho eco del clamor de la calle, de su indignación, de su hartazgo. No se podía por más tiempo, por simple higiene , seguir sosteniendo al gobierno más indigno de la democracia. El PP pasará a la oposición y sus miembros imputados en gravísimos delitos por el saqueo del erario público se irán sentando en el banquillo y espero que en las próximas elecciones sean barridos del espectro político. Quedará para los estudiosos de la corrupción el PP como el paradigma máximo de hasta donde pueden llegar unos antipatriotas que vaciaron el bolsillo de sus ciudadanos, de sus propios votantes,  y se mantuvieron en el poder con el voto cómplice de parte de la sociedad española.

 Pedro Sánchez tiene la difícil tarea de coser los rotos y suturar las heridas. EL roto de Catalunya. Encontrará en esa tarea la buena voluntad de los independentistas que le han otorgado un cheque en blanco votando a favor de la moción de censura sin pedir otra cosa que un diálogo constructivo y civilizado Y revertir todos los recortes en materia laboral y de libertades que cercenaron los gobiernos del PP para, esta vez sí, implementar políticas al servicio de la ciudadanía y no servirse de ella. No lo tiene fácil. Los medios están en su contra y ahí tenemos ya el primer editorial de El País, apocalíptico, que acredita su pertenencia a la caverna mediática. Tampoco se lo pondrá fácil la pinza Ciudadanos y PP, por lo que deberá, a la mayor brevedad posible, trenzar un acuerdo con Unidos Podemos y una estrategia a largo plazo con ellos que posibilite una victoria de izquierdas en las proximas elecciones. Y eso es posible si las dos fuerzas mayoritarias progresistas siguen entendiéndose y dejan de rivalizar por la hegemonía de la izquierda. Sí se puede, y el éxito de esta moción es un claro ejemplo. Y hay otra España que no es la de el “A por ellos” alentada por el PP . Adiós al partido más antipatriotico y que más hizo por romper España. Los tribunales y la historia lo pondrán en su lugar.


Comentarios