FIRMA INVITADA

Del otro lado del Atlántico, de Argentina, me llega este relato inquietante y sugestivo, en el que bulle un desaforado erotismo con prosa transgresora y creativa. Si creen que ya todo está leído, se equivocan. Las ilustraciones son cuadros de Egon Schiele.


LOS LABIOS DE NADIE
© Adrián Escudero

A los que se atreven a amar…

Fue después de que vio lo que vio, que sucedió. Una cercana Iglesia católica había hecho sonar su reloj de campanario a las doce en punto de la noche. Y E. Green estaba dirigiendo con maestría a esos dos muchachos y a esa chica en “Los soñadores”… Fueron dos o tres escenas las que vio, antes de que su cuerpo se enardeciera y apagara el televisor y la luz del velador, y se sumergiera en la noche de un insomnio sensual –en erótica vigilia, toda expectación e imaginación, tan solo- como parte de aquellos personajes; personajes como el de aquella muchacha, desprejuiciada y joven, joven y bella, bella y astuta, astuta y libidinosa, que parodiaba frente a ellos -impávidos y desvirgados, inseminados a repetición por su insaciable sexo- escenas de viejas películas del viejo pero nunca olvidado Hollywood las que representaba en parte, preguntándoles –una y otra vez, después de cada fornicación seducida y alcanzada-, juguetona e histriónica, delgada y desnuda, de qué se trataba... De qué adorable y viejo filme cobraban vida aquellos movimientos actorales que ella montaba sobre puntas de pie y que contribuían, inexorablemente, al climax de orgía que sumía a los tres frenéticos amantes en la lejana habitación de un hotel alojamiento newyorkino, donde pernoctaban sus vicios de juventud transgresora y transgredida...
Sí, no soportó más ver tanta lujuria de celuloide, consentida aún en aquella bañera donde los tres se movían, músculo tras músculo, como delfines en celo, sin poder mezclarse con sus cuerpos y dejarse penetrar por la pantalla DVD como ella, la otra, era penetrada una y otra vez por los varoniles atributos de aquellos, también, desbocados jóvenes secuencialmente animados en el más ancestral de los ritos antropomórficos de perpetuación de la especie... Hasta abandonarse –de pronto, exhaustos y casi satisfechos, como ahora ella (ella, anhelante y ardida), frente a la oscuridad de su cuarto de soltera madura y solitaria- a la placidez de un sueño agotado y momentáneo, para despertar asustada -como ellos-, porque las aguas de la bañera fílmica (metáfora de sus propias sábanas hasta hace un momento inmaculadas pero tristes) se habían enrojecido o anaranjado por otro viejo rito, mestrual y femenino, que devolvía a los muchachos soñados la calma encremada por su propio esperma, y burbujeada por infinitos cadáveres invisibles de tantos astronautas de Eros desviados de la órbita vaginal por espasmos de masturbación o compresiones peneales, aprisionados por alargadas escafandras de látex preservativo...

Labios gruesos tenía el rubio. Bello y afrodisíaco en su estatura apolínea y contorneada por una sistemática gimnasia corporal. Labios que merecían, como la otra ella lo hacía en la obra de Green, ser probados, gustados y tentados por una lengua de serpiente enardecida, hasta azuzarlos, provocarlos, excitarlos y lanzarlos al frenesí del propio instinto, y ser ahora ella la probada, gustada y absorbida por sus dulces bordes, carnosa carnadura, húmedo instrumento del amor degenerado en pasión desenfrenada...

Lo vio succionar en el vídeo. Vio cómo succionaba el durazno y la banana en la cocina del estrecho apartamento de un solo ambiente, donde la concupiscencia había hecho nido… Y vio cómo chorreaban aquellos tragos frescos de vino espumante sobre aquellos labios saturados de carne joven, con los que aliviaba y reanimaba en ese diminuto reducto gastronómico -después de cada acto lascivo-, aquellos miembros fuertes como tenazas pero suaves y envolventes como los orgasmos que incitaba y concretaba en ella (ella)...

En el otro no se fijó. O mejor, constató sus labios finos, y los descartó. No formaría parte de sus ensueños. Definitivamente, serían aquellos labios gruesos los que la besarían en la profundidad del inconsciente hundido ahora en el de-yavú de una mente afiebrada y necesitada de placeres y consolaciones; tan abandonada y desértica como la atávica Penélope, desde que el Sr. Nadie decidiera dejarla sola para siempre, sola con su título académico de master en ciencias exactas, sola, lógica e histérica, demasiado estructurada para un mundo que enfrentaba -en los extremos- a la exactitud de las leyes naturales, con los arrebatos y caprichos de un ethos cada vez más libertino, donde la sabiduría del equilibrio se exiliaba en los abismos terrenos de una inexorable, avanzada, impía y desacralizada indiferencia ética y moral...

La lujuria, redivivo pecado original enarbolado feliz por el materialismo contemporáneo que globalizaba cuerpos y conciencias y los transportaba como zombies hacia el nuevo, enigmático y confuso umbral del tercer milenio gregoriano: eso sí, con las insulares excepciones, y antagónicas prácticas y rechazo espiritual que –generalmente- generaba, de modo automático, todo sistema o imperio -a cualquier escala- en forma inmediata a su aparente y consecuente consolidación general...

Deseó ser mordida y besada por esos labios…
Y lo logró.
Alcanzó un éxtasis tan elevado, que los sueños ya no fueron tales... No había otra realidad para su ser que la gozada y hasta sufrida herida abierta en cada célula de su lánguido cuerpo hambreado de caricias, succionado, ora leve, ora con rudeza encabritada, por aquellos labios gruesos que la recorrían de la cabeza a los pies, saboreando cada uno de los pliegues y repliegues de su carne encrespada -¡por fin!- tras el ardor de la pasión y del dolor; absorbiendo cada resquicio hundido en sus costillas y costados, recovecos y excrecencias, profanando sin tregua aquel santuario felizmente amoratado y convertido poco a poco en figura tan desnuda como desgreñada, despojada también de cada vello y cabello, saturando sus playas erógenas de señales, gestos y acciones amorosas y la piel de su pelvis enardecida, estrechada, enredada y estampada contra los labios de ese otro cuerpo firme y hermoso y joven y complaciente que no cesaba de morder y besar, besar y morder...
Se dejó chupar enteramente. Succionar hasta el último de los poros abriendo alas a su alma redimida y exiliada por el fuego de la pasión más increíble que pudiere haber imaginado vivir, hasta morir de...

Después, Alguien, tras el aroma impiadoso que surcaba los pasillos del edificio de departamentos donde residía, forzó la puerta temiendo lo peor para su callada vecina, la docente universitaria que todas las noches cerraba con violencia la puerta del 3º C, cargando la típica envoltura de una pizza calabresa y enredando en su larga cabellera la sinuosa silueta de una botella de fino champán. Y fue allí que, también él vio lo que vio, con una mirada absorta y desencajada. Vio un límpido esqueleto tendido sobre una cama sangrienta y olorosa, sonriendo con una mueca de grotesca marioneta violada -desarticulada-, que lo llenó de espanto…
Era todo y sólo huesos aquella mortal arquitectura yacente.
Pudo llamar a la policía, pero no lo hizo. Asqueado y cruel, arrojó los huesos de aquel despojo humano maloliente al contenedor del consorcio situado en el sótano, y se fue al bar más próximo para intentar alcoholizar los detalles de la nocturna, macabra experiencia vivida.

Al instante, a sus espaldas, otro grito desgarrador quebró la extraña quietud de la noche porteña, ahogando misteriosamente su acerado ritmo cosmopolita; y, a cinco minutos del indiscreto alerta de la vecina del 3º B, el ulular de las sirenas policiales dio comienzo al fin de una tragedia inesperada...

… Porque nunca llegaría ella a enterarse ahora de cuánto la había amado. De cuánto había deseado coronar sus vigores en el vientre agónico de su esquiva forma femenina. Él, cobarde idiota, oscuro, tímido y temeroso Alguien, habitante del inmaculado y triste y próximo 3º A, enamorado ratón de biblioteca y escritor frustrado, que sólo había conocido el amor por sus propias historias y el masturbado apoyo de Afrodita desde un gastado afiche de la siempre Marylin universal, envenenado en un autismo alucinante tras el espejo virtual de las fantasías que procuraba a sus ignotos delirios, la muda personalidad del Sr. Nadie agazapado en su sombra...



ADRIAN N. ESCUDERO: Nació el 12 de enero de 1951 en Santa Fe CP: 3000 - (Argentina). Es Contador Público Nacional (1975) y Magíster en Dirección de Empresas (CT - 1998). Domicilio (La Botica del Autor): Obispo Gelabert 3073 ­ Te.: (0342) 455-4811 ­ E-mails: adrianesc@hotmail.com y adrianesc@fibertel.com.ar
Autor de los libros de cuentos editados:
DOCTOR DE MUNDOS ­ Colección de Ficción Conjetural y Metafísica. (Ed. Vinciguerra, Buenos Aires-Argentina, Enero de 2000 - Su versión original de 1980, obtuvo en 1982 el Premio Bienal 1980/1981 de la Asociación Santafesina de Escritores - ASDE). Su versión actual, adaptada durante 2006-2008 para una segunda edición, se titula DOCTOR DE MUNDOS I (El Sillón de los Sueños);
BREVE SINFONÍA Y OTROS CUENTOS ­ Colección de Realismo Mágico (Ed. Colmegna, Santa. Fe-Argentina, 1990), galardonado con el Premio Bienal 1986/87 de la ASDE; y,
LOS ULTIMOS DIAS ­ Colección de Ficción Conjetural y Metafísica (Ed. Colmegna, Santa Fe-Argentina, 1977), ganador en 1978 del Premio Bienal 1976/77 de la ASDE y del IIº Premio Provincial Concurso “Alcides Greca” (Subsecretaría de Cultura Provincia de Santa Fe), y, en 1979, del Primer Premio de la Fundación “ARCIEN ­ Santa Fe”.
Asimismo, autor de los libros de cuentos inéditos:
DOCTOR DE MUNDOS II (Visiones Extrañas) ­ Colección de Ficción Conjetural y Metafísica (Depósito en custodia en la Dirección Nacional de Derecho de Autor: DNDA ­ Ministerio de Justicia y Culto de la Nación Argentina: MJyCNA ­ Expte. Nº 290681 ­ F. Nº 71429 ­ 17/11/03. Santa Fe, 2003/2007);
NOSTALGIAS DEL FUTURO (O Parábolas Cardinales del Espacio-Tiempo) ­ Colección de Ficción Conjetural y Metafísica (Depósito en custodia en la DNDA - MJyCNA ­ Expte. Nº 345649 - F. Nº 84271 ­ 23/08/04. (Santa Fe-Argentina, 2004/2005);
EL REINO DE LOS SUEÑOS (Un Cuento de Cuentos y Poemas Prestados) ­ Libro Homenaje. Colección de Crónicas Oníricas. La Botica del Autor (Santa Fe ­ Argentina, 2005/2007); y,
DESDE EL UMBRAL ­ Terrores Cotidianos y de los otros ­ Colección del Horror (Santa Fe-Argentina, 2005-2007).-
En desarrollo avanzado:
EL EMPERADOR HA MUERTO” y Otros Cuentos ­ Colección de Realismo Mágico (2005/2008);
MUNDOS PARALELOS y Otros Cuentos ­ Colección de Realismo Mágico (2004-2008).
En desarrollo preliminar:
APOCALIPSIS BANG y Otros Cuentos para un Semáforo ­ Colección de Microrrelatos (2006-2008); y,
ATILA y Otros Cuentos de Abecedario ­ Colección de Realismo Histórico. La Botica del Autor (Santa Fe ­ Argentina, 2007-2008).-
Todo sobre relatos inscriptos o en trámite por ante el registro en la Dirección Nacional del Derecho de Autor (Ministerio de Justicia y Culto de la Nación) y/o copyrigts en Magazín Virtuales Locales, Nacionales e Internacionales.
Su producción literaria participa asimismo de antologías como NUEVA NARRATIVA ­ AUTORES ARGENTINOS (Ed. Pegaso ­ Rosario, Provincia de Santa Fe, 1987), MESA DE CUENTISTAS SANTAFESINOS (ASDE y Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe, Santa Fe 1996), y CUENTISTAS ARGENTINOS DE FIN DE SIGLO (Tomo III ­ Editorial Vinciguerra S.R.L., Buenos Aires 1999); y “EL EMPERADOR HA MUERTO” (Tríptico de lo Mágico Cotidiano)” ­ Colección de La Abadía ­ Volumen 10 (Asociación Cultural “Teatro de la Abadía”) ­ Ediciones Ciudad Gótica Rosario (Santa Fe, Argentina), Marzo 2006); “TEOFANÍAS y otros relatos” ­ Colección 30º Aniversario SADE-Santa Fe (Argentina), entre otras.
Galardonado en múltiples certámenes locales, regionales, nacionales e internacionales (cfr.: referencias literarias libros citados), es autor de prólogos y presentaciones de libros, así como de artículos de reflexión cultural. Su obra integra numerosos volúmenes y suplementos literarios de diarios y revistas culturales impresas: Diarios “El Litoral” y “La Provincia”, de Santa Fe, y “La Opinión”, de Rafaela (Provincia de Santa Fe) y “El Litoral”, de Corrientes; Revistas TIERRAS PLANAS de Ceres (Provincia de Santa Fe); BANCO CLUB, ROTARY CLUB SANTA FE, PLEAMAR, GACETA LITERARIA, VOCES y TRAZAS (UNIVERSIDAD CATOLICA DE SANTA FE), de Santa Fe (Argentina); MILENIUM y NUEVOMUNDO (Ia. y IIa. Etapa), de Buenos Aires (Argentina); y ACALAN (UNIVERSIDAD DEL CARMEN - Estado de Campeche (México).-
Es además, actualmente, Usuario-Colaborador de los Magazins Virtuales: SUPLEMENTO “LA PALABRA” (Edición on line del Diario “La Opinión” de Rafaela (Provincia de Santa Fe, Argentina); MUNDO CULTURAL HISPANO (Alicante, España); AMIGOS DE LAS ARTES (Buenos Aires ­ Argentina); GRUPO ASBA (Concursos y Encuentros Literarios) ­ (Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires ­ Argentina); ÑUSLETER (Argentina), ARGENTINA UNIVERSAL (MAGAZIN ON ­ LINE 2002) ­ (Washington DC, USA), AVE VIAJERA (GRUTA VIRTUAL LATINOAMERICANA) ­ (Bogotá ­ Colombia), FANTASYMUNDO.COM (España), GACETA LITERARIA VIRTUAL (Santa Fe - Argentina), ISLA NEGRA. ZOOMBLOG. COM ­ Casa de Poesía y Literatura (Italia), ALMIAR/MARGEN CERO ­ Revista bimestral de Cultura (España), REVISTA VIRTUAL PAPIROLAS (Argentina-España), CHILANGOS PATÉTICOS Y OTROS EXILIOS ­ Guadalajara (México), REVISTA PAPIROLAS DE LITERATURA EN LA WEB ­ Buenos Aires (Argentina), REVISTA LITERARIA “REDES DE PAPEL” ­ ISSN 1666-3233- Camargo 760 ­ 7º B ­ Capital Federal ­ CP 1414 (Buenos Aires ­ Argentina).-
Fue también Usuario-Colaborador de los Magazins virtuales: LA REPÚBLICA DE LAS LETRAS (Movimiento del Encuentro) ­ Ceres (Provincia de Santa Fe, Argentina), desde Julio 2004 hasta su cese oficial en Julio 2006; y de LALUPE.COM ­ LITERATURAS VANGUARDISTAS (Círculo Internacional de Literatura Vanguardista y Postmoderna) (México ­ 1ª. Etapa: Desde Setiembre 2005 hasta Julio 2006); 2ª. Etapa: Desde Agosto 2006 hasta Mayo 2007).-
Jurado de concursos literarios, su labor creativa se destaca biográficamente en la NUEVA ENCICLOPEDIA DE LA PROVINCIA DE SANTA FE (Tomo I. Ed. Sudamérica. Sta. Fe, 1992), así como en el BREVE DICCIONARIO DE AUTORES ARGENTINOS (Ed. Atril. Bs. As., 1999); y en las Selecciones Biográficas NARRADORES SANTAFESINOS (Ed. Tauro. Sta. Fe, 1994) y UN SIGLO DE LITERATURA SANTAFESINA (Ed. Culturales Santafesinas, 1999); también, en la COLECCIÓN DIARIO “EL LITORAL” (Santa Fe): “Los que hicieron Santa Fe”, cap. 34 ­ La Creación Literaria (2005).
Miembro activo de la ASOCIACION SANTAFESINA DE ESCRITORES (A.S.D.E.) desde 1978; de la ASOCIACION CULTURAL “El Puente” (Santa Fe) desde febrero del 2004; de la SOCIEDAD ARGENTINA DE ESCRITORES (Filial Santa Fe), desde octubre de 2004, socio adherente del INSTITUTO DE CULTURA HISPÁNICA DE SANTA FE (Argentina), desde octubre de 2006 y miembro de la RED MUNDIAL DE ESCRITORES EN ESPAÑOL (REMES) (España), desde marzo de 2007.-
MARZO 2008.-

Comentarios

Placa de Vídeo ha dicho que…
Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Placa de Vídeo, I hope you enjoy. The address is http://placa-de-video.blogspot.com. A hug.
Ana | Sindrome de asperger ha dicho que…
Buenas!,

Me ha encantado el articulo y me ha encantado volver a leerte, voy a recomendar esta web a todos mis amigos.

Saludos!