EL BILLETE

AVISO A EJECUTIVOS *

José Luis Muñoz

Si usted es ejecutivo y su empresa le propone un viajecito informal de convivencia con sus compañeros de trabajo, le recomiendo que visione previamente la saga de Indiana Jones. Puede que le hagan tomar un avión, con el equipaje mínimo para un fin de semana, y que éste realice un aterrizaje de emergencia en medio del desierto del Sahara, y usted y sus compañeros, despavoridos, desembarquen en el mar de arena y tengan que sobrevivir durante uno o dos días sin más arma que su bléiser, su corbata y su maletín. O puede que tengan que apagar el incendio desatado en una masía, o construir una balsa para cruzar un lago...
El outdoor training, que así se llama en EEUU, ha sido clonado en nuestro país con verdadero entusiasmo y nuestros ejecutivos se lo pasan en grande desenvolviéndose en medio de una aventura prefabricada por empresas que se encargan de controlar los riesgos. El verdadero peligro viene luego: si no has sabido liderar a tu grupo, has dudado o tomado una decisión equivocada, despídete del puesto a que aspirabas y hazte a la idea de que tendrás un despacho más pequeño, te sacarán una de las secretarias, te darán un coche inferior y habrás de aparcarlo en la última planta.

El presente artículo fue publicado en El Periódico en abril de 2003

Comentarios