EL LIBRO

UNICORNIO
Antonio Dyaz

Neverland Ediciones, 2009. 128 pgs.




Nota editorial

Unicornio” es una historia que se compone de nueve. Pero el tiempo y el espacio que las separan es tan grande que es preciso conceder a cada una cierta autonomía de relato. Narradas siempre por Tatí, el único personaje que trasciende todas ellas. Tatí, el unicornio. La primera refiere su adolescencia, y el suceso que le hizo percibir el mundo de otro modo: Hay otras dimensiones que pueden detectarse y sentirse con ayuda de la tecnología. Tatí se instaló en su propia esfera de información, y comenzó a diseñar la Espora. El tiempo ya no era importante, y sobrevivió a las grandes guerras, porque al final era una entidad uve. Entonces sucedieron muchas cosas, como el experimento de Caribou, con la prometedora Beverly, que después sería conocida como Lady Vapor. Cuando Haw Haw fue inaugurada llevaba muerta mucho tiempo, pero eso no es importante en un mundo uve.
Mientras tanto las colonias se iban extendiendo por el Sistema Solar, esperando la gran oportunidad de realizar un viaje mucho más largo, amenizado por un universo interno, sólo perceptible para los conectados. Esa oportunidad llega con Iceberg, la nave de los doce millones de viajeros.
“Unicornio” reflexiona sobre cómo el vértice extremo de la tecnología es afín a las religiones, y dibuja un futuro muy posible, del cual estamos ahora bosquejando los primeros y torpes trazos. Un futuro donde lo real es lo que se percibe, y donde el mundo uve, o mundo virtual, puede llegar a ser indistinguible del mundo material. “Unicornio” es una epopeya tan breve como intensa, con ecos de autores como William Gibson, Philip K.Dick o William S.Burroughs.
Ya en “Fabius dormido” (
Manuscritos.com) el autor flirteaba con esta filosofía: invasión de la tecnología en la carne, experiencias en espacios virtuales, manipulaciones genéticas y sexo; mucho sexo…

Es la ciencia ficción literaria un género de adictos fieles, casi cenobitas, que no suelen leer otra cosa, un mundo tan cerrado como antes lo fuera la novela negra, despreciada por la crítica y ahora de moda porque impregna todo lo literario, más desde el fenómeno Larsson, pero sin embargo la SF ha sido un género que ha tenido verdaderos maestros de culto, escritores tan extraordinarios y reconocidos, hasta para los que no comulgan con ese tipo de narrativa, como Philip K. Dick, Arthur Clarke o Isaac Asimov, género que en España se limitaba a tener lectores pero que ya empieza a tener excelentes cultivadores gracias a colecciones especializadas.
Y toda esta digresión viene a cuento de Unicornio, la novela de SF con la que Antonio Dyaz, autor de la cosecha del 68, la mejor, entra con fuerza en el género armando una historia futurista con los elementos habituales ─ clones, realidades virtuales como la recreación de Hawai, animales fantásticos ─ escrita con exquisitez literaria, con abundantes referencias cinematográficos, empezando por ese Jacques Tatí que se llama como el realizador de Mon Oncle, como protagonista de su historia ─ Dyaz, además de músico, también es realizador cinematográfico ─ y mitos diversos ─ la fealdad del protagonista nos puede llevar a identificarlo con el Quasimodo, el campanero jorobado de Victor Hugo ─.,en la que el discurso narrativo avanza al mismo tiempo que el filosófico ─ la felicidad es un estado que se alcanza mucho más fácilmente si uno está privado de cuerpo ─, como sucede en Dick, Clarke o Asimov, nombrados anteriormente, que se sirven del armazón de la novela futurista para reflexionar sobre el presente como punto de partida a ese futuro en el que bucean y del que extraen enseñanzas.
Tiene la novela de Dyaz una característica original que le separa de la inmensa mayoría de los cultivadores del género, que el sexo, con detalladas y eróticas descripciones ─ hay, por ejemplo, una felación escrita casi en prosa poética que haría morir de envidia al mismísimo Henry Miller ─ está muy presente en los avatares del monstruoso Tati que se sirve de los adelantos de la técnica para ser mujer u hombre en sus encuentros sexuales, lo que se convierte en un aliciente más para acercarse a esta original novela que, como las buenas obras literarias, huye de lo canónico para mostrarnos un mundo literario muy tan personal como envolvente.


JOSÉ LUIS MUÑOZ


Antonio Dyaz (Madrid, 1968), escritor, productor, compositor, cineasta... Pionero y visionario, ideó Artificial World (1998), la primera discográfica en Internet en España, junto a Suso Saiz o Manuscritos.com (2000), su equivalente en literatura, que se lanzó al mercado con títulos de Fernando Arrabal, Pedro Maestre o el propio Dyaz, creando un amplio movimiento mediático en torno al libro electrónico. Alma máter del grupo musical El sueño de Hyparco, referente obligado de la corriente dark electronic, con el que ha publicado discos como "Ambientes Hormonales", "If" o "The Gallery", y producido sus espectáculos.Fundó Hyades Arts, sello discográfico especializado en música de vanguardia, y ha publicado libros, como "La clepsidra" (Ed. Libertarias), "Arte, placer y tecnología" (Anaya), “Fabius dormido” (Manuscritos.com) , “Manual de cine independiente” (Ediciones Autor) o el polémico "Mundo Artificial" (Temas de Hoy), además de ser frecuente colaborador en publicaciones de gran tirada (El Mundo, Diario 16, Público, Generación XXI) y en otras cabeceras más especializadas (Vanidad, Contrastes, Ajoblanco, etc.). Esta actividad le ha llevado a publicar cientos de artículos en pocos años, sobre cine, Internet, arte, viajes, genética, ciencia ficción, literatura... Con sólo 15 años de edad ganó el I Premio Miguel Hernández, precisamente con un relato futurista titulado “El androide”. Tras dirigir su cortometraje, “Labios” (1999), decidió aplicar sus habilidades de productor y su fama de artista controvertido al cine, con una provocadora forma de concebir la independencia tras las cámaras. Así nace su primer largometraje, "Off", rodado en 9 países (Reino Unido, Francia, Turquía, España, Rusia, Noruega, Italia, EEUU y Japón), que se estrenó en toda España en 2002. En 2004 estrenó su segundo largo, “SeX”, una libre adaptación del Decamerón de Boccaccio, interpretada por Silke, Coque Malla, y Nancho Novo entre otros. Con “EyE” (2007), una pieza de video arte de 3 minutos de duración, cerró su “Trilogía de los Sentidos”, iniciada con “Off” y “SeX”. Actualmente está preparando su tercer largometraje, mientras dirige la publicación digital autoZine.es, y la colección de libros del mismo nombre. “Unicornio” es su tercera novela, tras “Fabius dormido”, una versión de Lolita en clave cyberpunk; y “En Funchal perdí mi nombre”, un thriller intimista que se desarrolla en las islas Madeira.

Comentarios