SOCIEDAD

EL PULSO CATALÁN



Como castellanoparlante que habito en Cataluña desde hace 59 años, salvo un breve lapso de tiempo en Andalucía, como escritor que siempre ha utilizado la lengua cervantina sin ningún tipo de problema en el Principado, como catalán del barrio de Gracia barcelonés, testigo de mis primeros pasos, quintaesencia de la ciudad que es Barcelona que fue extendiéndose y absorbiendo las pequeñas poblaciones limítrofes sin variar sustancialmente su fisonomía, como habitante de una hermosa tierra de adopción que es el Valle de Arán, en donde en la actualidad resido en lo que puede ser considerado como un retiro espiritual y emocional, no deja de sorprenderme la actual deriva de los acontecimientos en este pulso, que dura ya muchos años, entre Cataluña y España, combate un poco forzado por intereses espurios de ambas entidades, quizá una mera cortina de humo para tapar otros problemas sociales mucho más graves y tener entretenido al personal.

Comentarios