CINE

LA VENUS DE LAS PIELES
Roman Polanski



Quien no conozca bastante a fondo la vida y milagros de Roman Polanski, judío errante y atormentado por diversos avatares de una vida nada fácil que acaba de cumplir nada menos que ochenta años y sigue manteniendo su look juvenil, quizá no pueda apreciar en su justa medida esta película de cámara que es La Venus de las pieles, que está en la tradición del teatro filmado que ha dado al cine obras tan importantes como La huella de Joseph L. Mankiewicz, con la que la última película de Polanski coincide en el cambio constante de roles de sus dos protagonistas, Julio Cesar, del propio director de Cleopatra; las adaptaciones shakesperianas de Orson Welles, Laurence Olivier, Kenneth Branagh o Franco Zeffirelli; las de los dramas de Tennesse Williams o Arthur Miller, o las del propio Polanski que, inmediatamente anterior a este film que acaba de estrenarse, adaptó la obra teatral de Yasmina Reza en Un dios salvaje tras haber filmado La muerte y la doncella del dramaturgo chileno Ariel Dorfman y acercarse al universo shakesperiano cuando enviudó de Sharon Tate con la sangrienta Macbeth.

Comentarios