CINE

52 FESTIVAL DE GIJÓN
CRÓNICA VIII



Penúltimo día y ya anda uno desnortado por la ciudad de Gijón que por suerte conoce el que esto escribe, por ser casi hijo adoptivo de la villa, porque si así no fuera, no tendría tiempo de descubrirla entre película y película, lapso de tiempo que empleo en escribir esta crónica y comer tortilla de patatas, de la que, dicho sea, empiezo a cansarme.

Comentarios