SOCIEDAD

La transparencia norteamericana

         Ayer por la noche, en una de las múltiples tertulias televisivas que escucho mientras voy avivando el fuego de mi chimenea en mi invernal retiro aranés, advertí en los periodistas que debatían el tema de la tortura en Estados Unidosnada nuevo, por cierto, pues hasta se hizo una película La noche más oscura, nada que ver con San Juan de la Cruz, sobre los drásticos sistemas de interrogatorio de la CIA, una unanimidad la hora de ensalzar la capacidad del pueblo norteamericano de mostrar a la opinión pública sus vergüenzas. Bien, sí, ¿y qué? Para más inri escuché al premio Nobel de la Paz Barack Hussein Obama decir en una entrevista que confía que actos tan repudiables no se vuelvan a repetir. Bien, ¿y los que se han cometido? ¿y los que los han cometido?

Comentarios