CINE

52 FESTIVAL DE GIJÓN
CRÓNICA IX
Del cine flamenco nos están llegando  últimamente muy buenas propuestas: El veredicto de Jan Verheyen, una de ellas, o La entrega, que, pese a su factura norteamericana, la ha dirigido el belga Michael R. Roskam con maestría absoluta dentro del canon. El cine de fantasmas, mayoritariamente hablando, y sobre todo si habitan casas encantadas, es en casi todos los casos patrimonio del cine norteamericano y se adscribe al subgénero de terrores sobrenaturales. Halfway, dirigida Geoffrey Enthoven, es belga, es cine de fantasmas y es una comedia.
siga leyendo en EL DESTILADOR CULTURAL

Comentarios