CINE

KINGSMAN: SERVICIO SECRETO
Matthew Vaughn


El género de coñas descacharrantes ha dado algunas películas delirantes confeccionadas sin más ánimo que hacer pasar un buen rato al espectador y sorprenderlo con sus gags. Si nos remontamos hacia atrás allí están El mundo está loco, loco, loco, de Stanley Kramer, Aquellos chalados en sus locos cacharros, de Ken Annakin, Casino Royale, la antigua, dirigida al alimón por John  Huston, de nuevo Ken Annakin, Joseph McGrath y Robert Parrish, la serie de Aterriza como puedas y otras muchas en donde se mezcla humor con estropicio.

Comentarios