SOCIEDAD

CORTE DE MANGAS

Estamos acostumbrados, sobre todo a través de los modelos que nos ha ofrecido a lo largo de decenios la cinematografía norteamericana, a identificar al héroe con un tipo fortachón que tanto dispara sus puños contra el contrario como lo abate con su pistola magnum. Se ha tratado de hermanar heroicidad con violencia. Se habla mucho de los héroes en tiempos de guerra, de esos soldados que se convierten en máquinas de matar y son condecorados por sus superiores a pesar de que su supuesta heroicidad nace de un miedo irrefrenable a la muerte que los vuelve irresponsables como a otros les puede dar por quedarse bloqueados. 

Comentarios