SOCIEDAD

LA RESPUESTA DE LA REPÚBLICA

Las multitudinarias marchas que han recorrido las calles de París y de muchas ciudades de Francia son la respuesta civilizada de la ciudadanía a la barbarie de los terroristas. Los millones de personas que han salido a la calle, en París tras los líderes mundiales, que han querido estar en la capital de Francia para hacer pública su repulsa, aunque algunos con muy escaso perfil democrático y actos de terrorismo de estado sobre sus espaldas, han dado, también, una respuesta no xenófoba y tolerante a unos atentados cometidos en nombre de la intolerancia, la xenofobia y el fanatismo religioso. Ha sido especialmente relevante la presencia de musulmanes, y judíos, en esas marchas, para deslindarse de los fanáticos totalitarios que dicen matar en nombre de sus credos. Las manifestaciones han sido también un acto cerrado a favor de la libertad de expresión, que han querido cercenar a golpe de AK los terroristas, y de la convivencia pacífica entre credos y culturas, razón por la que el Frente Nacional ha quedado excluido por su ideología y praxis de esas manifestaciones populares (ellos pedían, aprovechando la coyuntura emocional, la vuelta al pasado con la reinstauración de la pena de muerte).

Comentarios