DIARIO DE UN ESCRITOR

25 de diciembre 2010
Navidad. Enfebrecido. Tener gripe siempre fue un placer en cualquier etapa de la vida. El escolar tenía excusa para faltar a clase. El trabajador, para haraganear con la conciencia tranquila. Es una enfermedad suave que te deja fuera de combate en la cama y la fiebre es como una ligera borrachera que te atonta. Quedarte así tampoco estaría mal siempre que alguien te cuidara. Con la excusa de la gripe te haces el remolón, el lecho se convierte en tu universo. Lees, ves televisión, no comes porque no te apetece. La cama, entonces, se convierte en un útero materno en el que te refugias sin ganas de nacer. Te duele la espalda, las articulaciones, toses con moderación, pero no te mueres. Enfundado en un abrigo con las solapas subidas, más arropado que nunca con camiseta, camisa y jersey, por fin me decido a enfrentar la calle con paso titubeante. La ciudad está muerta y fría. Un poco como yo. Puedo contar con una mano sus viandantes. Apenas como una crema de calabaza que hice el día anterior, una porción minúscula de pollo con ciruelas y un trozo de turrón de Jijona. Toso, pero menos. Mi felicidad se circunscribe a llegar a casa, prender la calefacción, meterme entre las sábanas de franela y dormir. Con que poco me conformo.
24 de diciembre de 2010Hace unos días, concretamente el 19 de diciembre, o puede que ya fuera el 20, los primeros instantes de una madrugada lluviosa, me sorprendí a mi mismo mirando con ternura la ropa infantil de una tienda cerrada. Había ropa de niña, y de niño, y no sé por qué razón me fije solo en la de niño, en un conjunto de invierno, con su pantalón de pana suave, su pullover, bufanda y gorro de lana. Imaginé un niño dentro de esa ropa. No me costó nada hacer ese ejercicio pero me sentí muy extraño mientras lo hacía. Luego seguí, andando muy despacio, hasta el hotel. Iniciaba una nueva etapa y era muy consciente de ello. Este país es un desastre, absoluto. No cierra Telecinco, que podría cerrar por higiene mental de la población, y sí lo hace CNN+ del que se desprende el Grupo Prisa acuciado por sus deudas. Iñaki Gabilondo, tras entrevistar a Rubalcaba, una especie de lince en trance de extinción, y a Garzón, un juez cazado por los de su gremio, se despidió de todos con lágrimas en los ojos. Las mías. El frío se convierte en algo insoportable, lo que indica que los tiempos en los que me encantaba sentir en el rostro el viento gélido del Pirineo nevado son recuerdos. El frío me mata, también el calor. Me mata el invierno y el verano. Pronto me matarán la primavera y el otoño. En estas fechas, cuando me meto en la cama, tiritando, y dejó la calefacción abierta toda la noche, me sueño en una playa soleada de Fuerteventura. Creo que las Canarias serán mi refugio de invierno. Estuve en Barcelona, en la Barceloneta, con amigos y la mejor fotógrafa del mundo, la mujer de la sonrisa etrusca. Comimos paella, mirando al mar. Bebimos vino blanco. Ya no tuvimos fuerzas para arreglar el mundo. Que lo hagan otros.La fiebre consumista de las navidades me enerva. Ya solo regalo cultura y recibo cultura. Los cachorros afinaron en sus compras. Madmen, segunda temporada. Una novela inglesa de crímenes. Los amantes del Pont Neuf, de Leo Carax con Juliette Binoche. Dersu Uzalá, una de las cumbres del Séptimo Arte, de Akira Kurosawa. Yo regalé unos cuantos kilos de libros, alguno mío, y otros tantos de películas. Ahora tiempo para verlas y leerlos. No suelo autorregalarme. Hice una excepción. Compré La mujer pública, convencido de que era una película de Kiewlowsky. La empecé a ver. La intérprete es Valérie Kaprisky, una actriz francesa que tuvo su momento de gloria y de la que nada sé. A medida que la veía, y me decepcionaba, comprendí que no era un film de Kiewlowsky sino de Andrzej Zulawski, pero a años luz de Lo importante es amar.
14 de diciembre de 2010
Sigue mi estado de alarma, coincidente con el que prorroga el gobierno para que tengamos unas felices navidades. Sigue mi estado de alarma esperando que Conde-Pumpido dé algún tipo de explicación a lo que los papeles de Wikileaks descubrió respecto a su actuación en el caso Couso. Sigo en estado de alarma porque Julián Assange sigue en prisión, puede ser extraditado de Inglaterra a Suecia, de allí a Estados Unidos y pueda sufrir algún percance por el camino o terminar en Guantánamo, y todo ese revuelo por tener relaciones sexuales sin preservativo, un nuevo delito del que me acabo de enterar ahora. Sigo en estado de alarma porque España promueve para el Sahara una autonomía como de la de Catalunya. Sigo en estado de alarma por las declaraciones de todo tipo que Sánchez Dragó hizo, y El País recogió, que parecen hechas por alguien sumido en el delirium tremens permanente. Sigo en estado de alarma porque se van a privatizar los aeropuertos, luego las estaciones de tren, las de metro, después todos los hospitales, todos los colegios, institutos y universidades siguiendo esa moda tan norteamericana de laminar el estado o, como gráficamente decía el inefable Dick Cheney, reducirlo tanto hasta conseguir ahogarlo en una bañera. Sigo en estado de alarma porque Berlusconi, uno de los líderes mundiales admirados por Sánchez Dragó, ha superado una moción de censura comprando los cuatro votos que le hacían falta, algo que me recuerda a lo que sucedió en la Asamblea de Madrid cuando Esperanza Aguirre la tomó al asalto. Sigo en estado de alarma cuando, según datos oficiosos, la quinta parte de nuestra economía es sumergida por lo que los que estamos emergidos somos sencillamente tontos. Sigo en estado de alarma porque se suspendió una excelente presentación de mis tres últimos libros en Madrid, con tres maravillosos amigos y escritores, y no sé por qué. Sigo en estado de alarma porque los McCann siguen sin ser imputados por la desaparición de su hija Madeleine a pesar de que los sabuesos, no en sentido figurado sino real, de Scotland Yard, descubrieron olor a cadáver, sangre y restos de fluidos corporales, cito textualmente, en el maletero del coche de la madre según revelan los papeles de Wikileaks. Sigo en estado de alarma por si aparezco, que todo puede ser, en alguno de esos quinientos mil papeles que aún quedan por destapar y que tan bien guardaba la diplomacia norteamericana. Sigo en estado de alarma por si alguno de esos papeles, los que guarda Julián Assange encriptados como salvoconducto futuro cuando lo conduzcan a la silla eléctrica, nos desvele algo sobre el 11 S, por ejemplo. Sigo en estado de alarma, sobre todo, porque nadie se alarma del estado de alarma.
8 de diciembre de 2010
Para desintoxicar toda esta avalanche informativa de un solo color que nos ha abrumado durante esta desdichada huelga de los controladores, va aquí la versión de los MALOS, de los otros, el sindicato de los controladores. Acusaciones gravísimas que confirman todas mis sospechas. Todo ha sido una enorme cortina de humo para ocultar lo más grave: los aeropuertos están en venta. ¿Qué vendrá luego? ¿Los hospitales? ¿Las pensiones? ¿La educación?

Y para postres Pimpinela Escarlata ha sido detenido en Londres. ¡Y luego se quejan de la fatúa contra Salman Rushdie


¿SABÍAS QUE AENA TIENE UN “AGUJERO NEGRO” POR INVERSIONES EN INFRAESTRUCTURAS DE 12.000 MILLONES DE EUROS? (Parece mucho, ¿verdad? Pues son más: son casi 13.000). ¿Sabías que sólo los intereses de esa deuda ya alcanzan los 800.000 euros diarios?
¿Sabías que, antes de la llegada de este gobierno al poder, no sólo no había tenido nunca déficit alguno, sino que siempre había generado grandes beneficios? ¿Sabías que las inversiones en infraestructuras de este gobierno han correspondido a obras adjudicadas siempre a las mismas tres empresas fines al PSOE, una de ellas del ministro Blanco (”Grupo San José”)?
Esto último no creo que extrañe a nadie. Lo que sigue, en cambio, sí que debería preocuparnos (y mucho):
¿SABÍAS QUE, A CONSECUENCIA DEL ABULTADO DÉFICIT, Y POR PRIMERA VEZ EN SU HISTORIA, ESTE AÑO -2010- AENA NO TIENE DINERO PARA PAGAR A SUS ACREEDORES EXTRANJEROS, Y QUE LA BANCA EXTRANJERA PUEDE EJERCER SU DERECHO DE EMBARGO SOBRE NUESTRA RED DE AEROPUERTOS NACIONALES?
¿Sabías que -del montante de la deuda- 9.000 millones fueron financiados por bancos españoles y 3.000 millones directamente por bancos extranjeros; pero que los bancos españoles -para mantener su liquidez- al ver que el montante aumentaba, fueron emitiendo deuda y obligaciones que vendieron en el mercado internacional (lo cual es una práctica habitual en banca)?
¿Sabías que apoderarse de la red de aeropuertos de un país turístico es un negociazo muy apetitoso, y que poderosas corporaciones estadounidenses y del Reino Unido ya han iniciado acciones para asumir la deuda de Aena (so pena de que sus bancos ejerzan apremio de embargo) y quedarse así con la mayor tajada que puedan sacar?
¿Sabías que -probablemente por eso- empresas americanas “de consultores” (como las que trabajan en Irak haciendo el trabajo más sucio) trabajan con Fomento y con Aena (McKinley), y que han diseñado sus “Planes de Actuación”, obligándoles a una hoja de ruta para quedarse con la gestión de nuestros aeropuertos “legalmente”, a cambio de evitar el escándalo público de un embargo internacional que acabaría con este gobierno?
¿Qué seguridades y promesas dio Salgado en secreto en Londres (a los representantes de qué empresas) para que el Financial Times dejase de tildar a España como “país con riesgo de insolvencia”? ¿Te suena ahora a cuál de las más jugosas “insolvencias” se refería? ¿Y por qué precisamente el Reino Unido estaba tan interesado en hacer pública nuestra “insolvencia” (si no nos doblegábamos a las pretensiones de sus empresas sobre nuestro patrimonio, claro)? Por qué crees que -entre otros motivos- tuvo que intervenir el Rey para pedir a las fuerzas políticas un consenso “ante la gravedad de la situación”?
¿Sabías que la red de aeropuertos nacionales es una propiedad pública, patrimonio de todos los españoles, y que ahora (con el “Plan de Privatización”) la vamos a perder? ¿Sabías que nuestros aeropuertos no nos habían costado a los ciudadanos españoles ni un céntimo porque se pagaban en su totalidad con las ganancias de Aena (que, a su vez, provenían de las compañías aéreas que vuelan a -y sobrevuelan- nuestro país)?
¿Sabías que el sueldo de los controladores tampoco le ha costado un céntimo al contribuyente porque se paga en su totalidad también con esas ganancias? ¿Sabías que los propios controladores habían ofrecido a la comisión “negociadora” de Aena, en abril de 2009, reducir sus retribuciones un 25% (y así consta en acta) y Aena lo rechazó “por no considerarlo interesante” (y nueve meses después, el Sr. Blanco se pavonea diciendo que va a bajarles el sueldo un 25%, como si fuese idea suya)?
¿Sabías que el plan de privatización de Fomento incluye a las Comunidades Autónomas, para que -salvo Madrid y Barcelona- se queden con los aeropuertos pequeños (no rentables), que tendrán que ser financiados a partir de ahora con dinero de los contribuyentes (cuando hasta ahora ningún aeropuerto -grande ni pequeño- nos costaba dinero a los contribuyentes)? ¿Sabías que para los grandes aeropuertos rentables el paquete accionarial reservado a las corporaciones locales es ridículamente pequeño (ni siquiera da para satisfacer a los “poderes económicos” locales) y los inversores extranjeros se llevan “la parte del león”?
¿Sabías que Fomento pretende tranquilizar a la opinión pública declarando que conservará “en todo momento” la titularidad de los aeropuertos, cuando tal cosa no sirve a efectos prácticos para nada y lo que hace es perder -total y absolutamente- cualquier capacidad de gestión sobre los mismos, ahora y para siempre?
¿Sabías que el gobierno tiene “intimidado” al Partido Popular en todo este asunto porque la política de fuertes inversiones en infraestructuras comenzó cuando Álvarez Cascos era ministro? ¿Sabías que, en realidad, dicho argumento no tiene ningún peso porque, cuando el PP perdió las elecciones, dejó en Aena las cuentas claras y había superávit contable en Caja? ¿Sabías que el gobierno tiene de su lado a los nacionalistas catalanes en todo este proceso porque les tiene prometida una jugosa parte en el reparto de la “tarta” de El Prat?
¿Sabías que cuando el ministro de Fomento dice que “no tiene nada en contra de los controladores” está diciendo la verdad porque -en realidad- sólo los está utilizando como pantalla de humo para que la opinión pública no se percate de lo que está sucediendo entre bambalinas hasta que sea demasiado tarde? ¿Sabías que, por eso, Aena necesita que los controladores se pongan en huelga o que, cuando menos, parezca que lo están (huelga “encubierta”) para que el foco mediático siga sobre ellos y toda su arriesgada campaña de distracción siga funcionando?
¿Sabías que, por eso, en el departamento de RR.HH. de Aena nos obligan a programar los turnos de los controladores -sobre todo para Semana Santa- intencionadamente mal para que falte personal, o se saturen los sectores, y haya que poner demoras y se cree un caos?
¿Te explicas ahora cómo es posible que al frente de Fomento, en vez de poner a un ingeniero de carrera -que hubiese sido lo normal-, hayan puesto a un hombre sin estudios pero que ha sido durante años el portavoz del PSOE, “ingeniero” de la comunicación, experto en ocultar y manipular información a su conveniencia, maestro en campañas de prensa, en campañas de difamación, en campañas de “acoso y derribo” mediático?
Ya sé que todo esto te puede parecer uno de esos típicos mensajes “en cadena”, pero comprenderás que en realidad la situación es mucho más seria:
Si no lo reenvías a todas aquellas personas que -a tu juicio- deberían conocer esta información, es que te importa un bledo el futuro de tu país..
Si no lo reenvías a todas aquellas personas a las que quieres, es que no te importa que -sin necesidad alguna- nosotros (y nuestros hijos) vivamos en un país aún más esclavizado por los intereses extranjeros.
Si no lo reenvías, nunca faltará un millonario, inglés o americano (en las Bahamas o en su mansión de la “City”), riéndose cada vez que se acuerde de lo listo que fue al apoderarse, con un potente paquete de acciones, de los rentables aeropuertos de un país de los “PIGS”, gracias a que la opinión pública de ese país estaba manipulada y aborregada.
Ah, por cierto: ya lo hizo Angela Merkel en su día, ahora lo acaba de anunciar el Reino Unido: suben el IVA (al 19% y al 20%) para “hacer frente al déficit público”. Si el Estado va a tener que pagar los aeropuertos “no rentables” (mientras los inmensos beneficios que generan los rentables van a parar a manos privadas), ¿cuánto crees que falta para que nos suban el IVA a nosotros también?
PARA NUESTRA PRINCIPAL INDUSTRIA NACIONAL, EL TURISMO, LA RED DE AEROPUERTOS ES UN SECTOR ESTRATÉGICO DE INTERÉS NACIONAL: EN NINGÚN CASO DEBERÁ PERMITIRSE QUE LA CONTROLEN INTERESES PRIVADOS. ¡MENOS AÚN, INTERESES EXTRANJEROS! Si el turismo es cosa de todos los españoles, nuestros aeropuertos también.

USCA (Unión Sindical de Controladores Aéreos)
Delegación Torre de Control Palma de Mallorca
José Teófilo Guerrero Pozo
5 diciembre 2010
Los datos objetivos sobre el sueldo de los controladores son irrefutables. Los controladores aéreos españoles son, con mucho, los que más ganan del espacio aéreo europeo aún después de la drástica reducción de su salario anual de los 360.000 € a los 200.000 € actuales. Pero sin duda una administración fue la culpable de su excesiva remuneración. Y otra administración, la actual, es la culpable de regular su situación laboral a base de decreto ley, el último de los cuales los militariza, como así lo han podido comprobar en sus carnes. Nunca se debería haber llegado a esta situación, a amenazar a un colectivo con penas de cárcel. Nunca los controladores debían haber dado ese paso de huelga salvaje. Pero es una necedad, que exige que se deriven responsabilidades, que el ejecutivo haya implementado ese decreto ley justo al inicio del puente en lo que muchos ven una simple y llana provocación, un pulso. Hay algo más detrás. El empecinamiento por privatizar todo lo público, porque son las últimas bolsas de negocio que existen en los países europeos que mantiene el estado de bienestar es un hecho constatado. A los controladores se les ha retorcido el brazo y se les ha hecho besar el suelo con unas medidas excepcionales. Mal iremos si se generaliza esta práctica para atajar los problemas sociales. ¿Militarizaremos a los pilotos de las aerolíneas cuando se declaren en huelga? ¿A los conductores de trenes? ¿A los médicos? ¿A los profesores? ¿A los basureros? El gobierno ha creado un grave precedente de actuación con el aplauso de la inmensa mayoría de la sociedad española. Quizá muchos de los que aplauden ahora tendrán que arrepentirse, en un futuro próximo, de haberlo hecho. La caída de PSOE sigue con ritmo acelerado e imparable, después de la remontada con el cambio de gobierno que no ha significado nada a la postre. 20 puntos por debajo del PP es lo que debe pagar por sus ultimas medidas antisociales. El 40% de su propio electorado declara que no les votará. Ante esta debacle deberían reflexionar o tomar la decisión del señor Montilla, que le honra, y es presentar la dimisión de todos sus cargos. Y convocar elecciones para no prolongar más esta agonía. Para políticas de derechas que venga la derecha de siempre. El pie de foto de Juan José Millás en EPS a una instantánea de Jean-Marc Boujou es brillante y valiente. No puedo resistirme a la tentación de reproducirlo.

YA OS VALE
Cada vez están más claras las atrocidades cometidas en la invasión de Irak- Y los responsables, lejos de mostrar arrepentimiento, repiten que harían lo mismo una y mil veces.

Por Juan José Millás

A medida que pasa el tiempo, y no solo por la publicación de los documentos secretos, se hace más evidente que la invasión de Irak, llamada impropiamente guerra, fue un crimen consciente y múltiple. Miles de civiles fueron asesinados o mutilados, cuando no concienzudamente torturados o placenteramente violados. Hombres, mujeres, adolescentes, niños, todos servían para hacerse el machote, para presumir de bíceps o de abdominales. Los autores de la masacre se encuentran todavía en libertad, cruzan fronteras sin problemas, descansan los pies en las salas de autoridades de los aeropuertos, escriben libros de los que obtienen sustanciosos anticipos, dan conferencias aprecio de oro y cuando se refieren al tema, lejos de mostrar arrepentimiento, aseguran que harían una y mil veces lo mismo, es decir, mil veces, amparándose en mentiras, bombardearían un país, mil veces destrozarían sus museos, sus edificios públicos, sus viviendas privadas, mil veces fundarían centros de tortura, mil veces azotarían a los prisioneros, mil veces les aplicarían descargas eléctricas en los genitales, mil veces, para disimular, pagarían las piernas ortopédicas de uno o dos niños, mil veces harían negocio con la reconstrucción de lo destruido, mil veces se llevarían a la cuenta corriente los beneficios del desastre. No hay psicópata asesino, en ninguna cárcel del mundo, capaz de alardear tanto de sus crímenes. Y como de muestra vale un botón, aquí tienen a un prisionero iraquí abrazando a su hijo en un campo de prisioneros de EE UU. Ya os vale, Aznar, Bush, Blair y compañía”.
Seguimos esperando, en vano, que Miguel Ángel Moratinos, María Teresa Fernández de la Vega o Cándido Conde Pumpido den algún tipo de explicación sobre los papeles de Wikileaks que publica El País y los deja con las vergüenzas al aire.

Comentarios

Santiago Silva ha dicho que…
Quizás no sea necedad, José Luis, sino voluntad deliberadamente provocadora, publicar el decreto antes del puente. Wikileaks confirma que toda sospecha se queda corta. Piensa que todo ha ido acompañado de la privatización de la gestión de los aeropuertos de Madrid y Barcelona. A ZP no le tiembla el pulso con los trabajadores, aunque sean privilegiados, para aplicar las medidas que convienen a los poderosos. Cuál es el sueldo de González? Y de Botín? Un 20% de paro, 700.000 sin los 426 euros, 1 millon con todos los miembros de la familia en paro no merece estado de alarma ninguno...Ya hace tiempo que circula el tópico de que los funcionarios, todos los funcionarios, son unos privilegiados que osan tener el trabajo asegurado. También hay que acabar con eso...
José Luis Muñoz ha dicho que…
Pues en efecto, Santi, y lo malo es que todo ese veneno cala en la gente. Hay un porcentaje de individuos que consideran inaceptable el que los funcionarios tengan más o menos el trabajo asegurado que encima abogan por todas las precariedades laborales, porque las sufren, supongo, en lugar de reivindicar las mejoras conseguidas por ese estado de bienestar que está en venta. Lamentable.
Anónimo ha dicho que…
Sólo puedo decir que me voy a la cama aterrorizada y no sé si podré dormir. Buenas noches.
Anónimo ha dicho que…
Ahora no se quejen señores, tenemos lo que nos merecemos: a Zapatero y al PSOE. La mayoría desoyó las advertencias antes de las últimas elecciones y ahora toca colgarnos con nuestras propias cuerdas.