CINE

SÓLO LOS AMANTES SOBREVIVEN
Jim Jarmusch


            Solo era cuestión de tiempo que Jim Jarmusch, uno de los directores más extravagantes y personales de la cinematografía universal, aterrizara, a su manera, en el género gótico tras haber facturado una comedia insólitaExtraños en el paraíso—, una road movie sentimentalFlores rotas—, un western sin acción—Dead man—, un thriller coreográfico en el que conseguía que Forest Whitaker bailara y fuera el primer samurái negro de la historia del cine—Gosth Dog—, entre otras rarezas que uno supone fruto del coctel sanguíneo que corre por las venas—ascendencia checa, alemana e irlandesa—del realizador estadounidense nacido en Akron, Ohio.

Comentarios