SOCIEDAD

LA OBSESIÓN POR PROHIBIR



Quienes nos gobiernan parecen últimamente muy obsesionados con prohibir. Prohibir y que se acepten sus prohibiciones, incluso porque nos convenzan a base de campañas machaconas y medianamente razonables, parece ir en el ADN de los que ostentan el poder. 

Comentarios