LOS LIBROS DE MIS AMIGOS


PUBLICADO EN LA GANGSTERERA


VORACIDAD
Autor: Juan Bas
Editorial: Ediciones B
234, pgs. 13 euros
* * *

Hay una tendencia – que se da bastante en literatura, pero más en el cine - de minusvalorar las comedías y magnificar los dramas. Ese tic cultural es bastante injusto para quien pergeña piezas, tanto literarias como cinematográficas, con la intención de que aflore una sonrisa inteligente y sabe lo difícil que es conseguir esa chispa, el instante de magia, que conecta una página con su lector y le fuerza a la llana carcajada, don que se tiene o no se tiene y para el que no hay fórmulas escritas.
Existe una tradición literaria de autores que nos han hecho reír a conciencia que empieza con Aristófanes, puede rastrearse perfectamente en muchos literatos del Siglo de Oro y persiste en nuestros días con gente tan estupendamente divertida como Tom Sharpe, por poner pocos y distanciados ejemplos. Con el siglo de Oro, con Quevedo en particular, por su causticidad, inteligencia, prosa alambicada y mala leche, habría que emparentar el último libro de Juan Bas, un espécimen literario que domina los resortes del lenguaje y tiene una especial gracia para disparar envenenados dardos aderezados con salsas diversas que se nutren de la gastronomía, los efluvios alcohólicos o la pegajosidad del sexo.
Se nota que Juan Bas se ha divertido mucho escribiendo “Voracidad”, que se lo ha pasado en grande como comadrona de este parto sin fórceps. Hay en esta novela, protagonizada por Pacho Murga, el antihéroe de “Alacranes en su tinta”, un derroche de humor bilbaíno que, pese a su aparente localismo, resulta muy universal – el humorista siempre ha de empezar por reírse de si mismo –, y que Bas utiliza para disparar contra el nacionalismo vasco – el lehendakari, junto con todos sus ministros, fenece tras un atentado gastronómico perpetrado con ostras en mal estado –, la casposa derecha española, representada por personajes como el presidente Alabarda, su esposa Ana Yelmo, protectora de los Legionarios de Cristo, y el ministro de defensa Trilerillo, entre otros; los que siguen como bobos las más absurdas modas gastronómicas, y la televisión basura contra la que, en uno de los pasajes más memorables del libro, embiste como un carnero la étnica madre del protagonista reventándose la cabeza.
“Voracidad”, escrita en primera persona, picoteando de la realidad – que ya sabemos supera siempre a la ficción - y con un notable porcentaje de frikis por página – las inefables tías de Pacho Murga hacen que Hannibal Lecter esté a un paso de la beatificación -, es un libro salvaje y realmente desternillante, desde principio a fin, escrito con una desvergüenza notable, repleto de erudición cinematográfica, literaria y pictórica y, como no, gastronómica, que no deja títere con cabeza y debe leerse sin comer para no atragantarse. Humor negro del bueno.





JUAN BAS (Bilbao, 1959), guionista y articulista, ha publicado, entre otros libros, Alacranes en su tinta, Tratado sobre la resaca y La cuenta atrás, y a cuatro manos con Fernando Marías Páginas ocultas de la historia.


Argumento

Pacho Murga, en coma por un envenenamiento masivo alimentario en el que ha sucumbido el gobierno vasco en pleno, despierta al cabo de dos años gracias a un rayo. Su vuelta a la vida, gobernando el país la derecha con el presidente Alabarda, carece del más mínimo aliciente. Trapicheando, rodeado de frikis diversos, ejerciendo oficios varios con poca suerte, intenta evadirse del enloquecido mundo que le rodea a través del alcohol, la gula y el sexo.


José Luis MUÑOZ

Comentarios