¿QUÉ FUE DE?

Jessica Lange
Marc Muñoz

El otro día abríamos una nueva serie bajo el nombre de”¿Qué fue de…?”, con el que pretendíamos seguir la pista a carrereas de actores caídos en el olvido, que en su día, llegaron a ser algunos de los rostros más populares de Hollywood. Si en la anterior hablábamos de Debra Winger, hoy lo hacemos de un caso muy significativo, el de la actriz Jessica Lange. Esta actriz nacida hace exactamente 60 años en Minnesota ha protagonizado algunos filmes emblemáticos a lo largo de su carrera, llegando a conseguir, en dos ocasiones (principal y secundaria) la estatuilla de la Academia. Precisamente resulta paradójico que tras su último Oscar (el que logró por Cosas que nunca mueren de Tony Richardson) la carrerea de esta actriz parece haberse diluido. Jessica Lange se estrenó en el cine como la hermosa rubia que volvía loco a Jeff Bridges y al mismísimo King Kong, en el remake de 1976 del famoso monstruo. Tres años después acompañaba a Roy Scheider en el estupendo musical de Bob Fosse All That Jazz. Sin embargo, su salto a la primera línea del estrellato le vino de la mano de Bob Rafelson en el remake de El Cartero siempre llama dos veces. En él interpretaba a una camarera de un bar de carretera que mantenía una relación de alto contenido erótico, y de amor y odio con el personaje de Jack Nicholson. Lange conseguiría su primera estatuilla en Tootsie. Por su papel de Julie Nichols la academia de Hollywood le otorgó el Oscar a la mejor actriz secundaria. También en la década de los 80’s dio otra lección interpretativa en La caja de música de Costa-Gavras. A principios de los 90’s pudimos ver a Lange en varias producciones de primer nivel. Entre ellas intepretando a la madre aterrada por el acecho familiar de un perturbado Robert de Niro en El cabo del miedo. Un año después repetiría con de Niro en la aceptable La Noche y la ciudad. Sin duda, la actriz norteamericana recordará para siempre 1994, el año en que ganó el Oscar a la mejor actriz por su rol en Las Cosas que nunca Mueren. Al siguiente año interpretaría Mary MacGregor en el filme de aventuras Rob Roy. Tras éste, la carrera de la actriz entra en una dinámica de proyectos fallidos, cuya distribución es casi inexistente en nuestro país, o de proyectos enfocados a la TV.
Esta irregular trayectoria de finales de los 90’s la arrastra también a principios de la década de los 2000. Y no es hasta que Tim Burton la recupera para su Big Fish que la carrerea de Lange se recobra un poco. A la película de Burton le siguen dos películas de corte independiente. Una de la mano de Wim Wenders y de su compañero en la vida real Sam Shepard en Llamando a las puertas del cielo. Y otra en el papel de una de las ex de Bill Murray en Flores Rotas de Jim Jarmusch. Desde entonces la filmografía de Jessica Lange vuelve a caer en un
socavón que le obliga a realizar alguna incursión en la televisión. Durante este año podríamos ver dos nuevos proyectos de la actriz (Grey Gardens y One More River), que esperemos, que la vuelvan a llevar por la buena línea. No obstante, con 60 años cumplidos, creo que Lange pasará a engrosar el club de las actrices olvidadas por el sistema.


Marc Muñoz (Barcelona, 1983). Licenciado en Ciencias Audiovisuales y Publicidad por la Universidad Raimon Llull. Apasionado del cine y las nuevas tendencias musicales, escribe en Fanzine Digital, revista especializada en cine, música, videojuegos y cómic, en la página web Notas de cine y tiene en la red EL DESTILADOR CULTURAL, interesante ventana a toda actividad cultural en el terreno del cine, la literatura y la música.

Comentarios

Manuel ha dicho que…
Una tarde de Semana Santa de 1976, con 12 años, acudí a la primera sesión, a las 4 de la tarde, en el cine Darymelia de Jaén a ver una nueva versión de King-Kong. Salí de allí enamorado para siempre de Jessica Lange (ya en la calle volví a fijarme en la cartelera para aprender su nombre, que nunca olvidé) Desempolvo así mis galones de prematuro admirador de esta fascinante señora, y me permito recordar dos hitos de su carrera que creo que no deben olvidarse: en primer lugar, "Frances" (1982), de Graeme Clifford, que me parece que es su mayor recital interpretativo, un papel de madurez aún en los primeros años de su carrera. Si en "King-Kong" enamoró al niño que fui, en medio de la vitalidad y la aventura, en "Frances" sedujo al hombrecito que recibía una de sus primeras sobredosis de amargura y desamor cinematográficos. A mi juicio, otra lección a menudo olvidada, nos la regala en "Titus" (1999), de Julie Taymor, aunque el conjunto de la película sea bastante irregular.
Marc Muñoz ha dicho que…
A mi Jessica Lange me deslumbró en "Cosa que nunca mueren" de Tony Richardson, por la cual obtuvo un merecido Oscar. Como bien dices "Titus" es una película irregular, formalmente demasiado estridente para mi gusto. Y el papel de Lange a veces lo encontré muy sobreactuado. La de "Frances" no la conocía, pero con tu comentario, me ha entrado el gusanillo de verla.
José Luis Muñoz ha dicho que…
Meto baza para recomendar encarecidamente "Frances", el biopic sobre la trágica y breve vida de la actric Frances Farmer que encarnó Jessica Lange con maestría.
Rodri ha dicho que…
Me he interesado tardiamente por su carrera, pero sin haber visto todos los títulos destaco una terna entre sus interpretaciones: la actriz caída en desgracia de "Frances", la hija que trata de defender a su padre ante la justicia en "La caja de música" y su peculiar Carly Marshall de "Las cosas que nunca mueren". Cada cual es un papel distinto, como si fuera otra persona quien lo interpreta, cada cual más apasionante...
Quizá la cosa que más me apasiona de esta actriz es la manera de moverse delante de la cámara, con una elegancia que enamora y por ello creo que muy pocas actrices saben dar ese punto de sensualidad a un papel para hacerlo distinto.
Es una pena que cada vez se prodigue menos, pero cada vez esto es más frecuente entre las actrices de determinada edad. Las razones todos las sabemos, pero creo que ella también ha decidido apartarse un poco al menos del Hollywood más comercial. Fue junto con Meryl Streepp quizás las dos actrices más destacadas en los 80, pero siempre nos quedará sus grandes interpretaciones en la retina de cada aficionado.