EL LARGO ADIÓS

ARTHUR PENN El director de El milagro de Anna Sullivan llevaba realmente muerto para el cine dos decenios, pero se fue definitivamente de la mano de Tony Curtis hace pocos días. En Hollywood los decesos se producen a pares. Con Penn muere uno de los grandes del cine de Hollywood del que sólo queda, y muy activo e inspirado, por cierto, Sidney Lumet. De su extensa filmografía destacaría El zurdo, su primera película, un western interpretado por Paul Newman en el papel de Billy El Niño; Acosado, en la que contaría con Warrem Beatty y en la que estaría muy influido por el cine europeo que comenzaba a calar en el estadounidense, especialmente la nouvelle vague; La jauría humana ─ en realidad titulada La caza, pero la película de Saura obligaría a que los inventores de títulos españoles la rebautizaran y lo hicieran con acierto─, que es un extraordinario alegato contra esa Norteamerica derechista y conservadora, de rifle en una mano y Biblia en la otra, que contó con la interpretación extraordinaria de Marlon Brando ─ la paliza que recibe sigue impresionando por su violencia ─ y un bisoño Robert Redford; y Bonnie and Clyde, su éxito más rotundo, una película que encumbraría a Faye Dunaway como icono erótico de la mano de Warrem Beatty, un biopic perfecto y fresco sobre la famosa y glamurosa pareja de salteadores de bancos durante la depresión norteamericana que Penn bordóNo estuvo tan brillante en otros dos westerns, Pequeño gran hombre, una parábola sobre el Séptimo de Caballeria y la guerra de Vietnam, que se movía entre la épica y la comedia sin conseguir un equilibrio, ni en Missouri, en donde de nuevo contaría con Marlon Brando a quien acompañaría Jack Nicholson, pero sí en Georgia, en donde de nuevo Penn se mostró combativo hablando de política, de la guerra de Vietnam, drogas y sexo y es su último acierto, tras el que vendrían films como Target y Muerte en invierno.Arthur Penn fue, durante toda su vida, un director de izquierdas y su ideología quedó siempre patente en todos los filmes que rodó, cuatro de ellos, por lo menos, con méritos suficientes para que sean recordados.

Comentarios