EL LIBRO

CIUDAD FINAL de Kama Gutier
Editorial Montesinos. 208 pgs. 18 euros.

Kama Gutier es un singular personaje. Nacida en el País Vasco pero radicada en Los Ángeles, criminóloga, autora de libros de ensayo sobre emigración, nos ofrece, con CIUDAD FINAL, una novela negra y fronteriza, una valiente denuncia sobre un hecho sangrante.

Mucho se ha escrito sobre el feminicidio de Ciudad Juarez, el sistemático exterminio de mujeres, preferentemente jóvenes, preferentemente bellas, que trabajan en las maquiladoras, oscuros crímenes, la mayor parte de ellos horrendos, de cuya autoría poco se sabe, de los que se sospecha han sido cometidos con fines sexuales─ violación seguida de asesinato ─ económicos ─ las muchachas son muchas veces asesinadas en sus días de cobro y, por tanto, son fácil botín─, para el rodaje de las snuff movies que tienen un lucrativo mercado, como ajuste de cuentas entre bandas de narcos que siembran sus fronteras de cadáveres de advertencia, como si fueran mojones humanos, como regalos carnales en la fiestas de onomástica o cumpleaños de los potentados, por secciones de policías corruptas que hacen el juego a la delincuencia, por enloquecidos sádicos y vampiros que se deleitan en el sufrimiento espantoso de sus víctimas, en rituales satánicos.
Es la novela de Kama Gutier tan curiosa como absorbente, una narración en primera persona, en la que ficción y realidad se dan la mano, una detallista novela de pesquisas, una novela denuncia a través de un alter ego, que se llama Kama Gutier, con lo que me asalta la duda de si es un alter ego o es un ego a secas, criminóloga de al otro lado de la frontera, gringa de origen mexicano, contratada por las autoridades judiciales, y despedida cuando sus preguntas se hacen muy molestas.

La novela valiente de Kama dispara en dos direcciones. Una, hacia los autores de esa masacre, que uno cree que ya actúan como franquicia, envalentonados por la ineficacia policial que detiene, de vez en cuando, a unos cuantos chivos expiatorios como Shariff, el egipcio, Coco, El Peruano, monstruos ejecutores o inocentes declarados culpables bajo la presión de la tortura, que apunta hacia el mundo de las finanzas, de los ricos, de los poderosos en connivencia con los clanes mafiosos, y otro hacia la ineficacia criminal del aparato policial y el judicial, y en este último aspecto está muy logrado el enfrentamiento continuo, desafiante, que protagonizan Kama Gutier y esa jueza Catita Lombardo, apresurada en cerrar rápidamente los casos. Desde esa óptica gringa, del norte, en donde ejerce la protagonista como criminóloga, se echa las manos a la cabeza ante la chapucería policial, ante ese lavado de cadáveres, que borra todos los vestigios criminales, esa invasión de la escena del crimen, que destruye todas las evidencias, y abunda Kama en la ineficacia policial de México, un mal endémico que arrastra desde hace décadas, que tiene sus causas en la rampante corrupción de sus cuerpos y en ese triste récord que ostenta de más de un 98 por ciento de casos sin resolver que hace que figure en el libro Guinnes de la ineficacia policial.
Es CIUDAD FINAL una novela tan apasionante como necesaria, escrita con precisión, con personajes de carne y hueso, como la propia Kama, que me tiene al lagarto Freddy como animal de compañía, que es un grano más, incómodo, en el análisis de ese feminicidio sin fin, que tiene sus dosis de suspense, que es, sobre todo, una valiente denuncia de un hecho que esta pasando, un cruce inteligente entre ficción y realidad, del que la novela negra, desde A SANGRE FRÍA de Capote, se viene nutriendo. Una muy buena novela que deben leer, acercarse a ella.
Recomendarles esta magnífica novela negra, esta primera novela que, para nada lo parece, escrita con soltura, formalmente perfecta, clonando con desenvoltura la peculiar habla mejicana, que es novela negra y, por eso mismo, novela social.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Kama Gutier esta como una cabra m da miedo, ahora mismo estoy en su clase.