LOS LIBROS PARA ESTAS FIESTAS

Para las Navidades, cuatro novelas muy negras para regalar o regalarse

EL MAL ABSOLUTO
El mal absoluto nos adentra en un período del que se ha escrito mucho, pero desde un ángulo por el que se ha pasado de puntillas: la venganza de los que han sido salvajemente ultrajados. La lectura nos lleva a plantearnos: ¿hasta dónde llegaríamos para vengarnos? ¿Cómo habríamos actuado nosotros si hubiésemos vivido en la época nazi?
Sabina Martínez en QUÉ LEER

‘El mal absoluto’ es una obra espeluznante, en la que los remordimientos, la mala conciencia y el deseo de venganza envuelven a todos sus protagonistas, fundamentalmente a Günter Meissner y a Yehuda Weis, y, en menor medida, a Eva Steiger, que se convertirá, involuntariamente, en nexo de unión y desencadenante de los hechos.
‘El mal absoluto’, evidentemente, no es novela para lectores excesivamente sensibles. Entre otras razones, porque lo que en sus páginas se cuenta, bajo la apariencia de ficción, es absolutamente posible y, lo que es mucho más duro, cierto.
Hermé Cerezo en SIGLO XXI

Pero si hay un acontecimiento real que demuestra lo abominable de la raza humana, este es sin duda el Holocausto que desencadenó el régimen de Adolf Hitler. Estos hechos inconcebibles para toda mente lógica, pero de los que han dado testimonio escritores como Primo Levi o cineastas como Claude Lanzmann, son los que rescata José Luis Muñoz en El mal absoluto. A través de la figura de un nazi hoy enriquecido y un superviviente que malvive en soledad, ambos ya ancianos y entrevistados por una ambiciosa periodista, el autor de la negrísima Lluvia de níquel elude todo maniqueísmo y aprovecha las posibilidades evocadoras de la narrativa en una novela que debería poner mal cuerpo a todo aquel que tenga un mínimo de humanidad. Esto es, un libro no apto para almas sensibles pero indudablemente necesario.
El Periódico de Villena.

La originalidad de la novela reside en retratar a los dos personajes desde una perspectiva en la que existe una delgada línea de separación entre el rol de víctima y el rol de verdugo. Dichos roles llegan a confundirse en la anatomía de los dos personajes centrales y es extraordinaria la evolución de las personalidades de los personajes a lo largo de la entrevista. El inesperado giro que adopta la narración en el final de sus páginas cuando el lector está ya totalmente entregado a su lectura hace de "El mal absoluto" una novela absolutamente genial.
Paco Gómez Escribano en LA REVISTA DEL IES VENTURA MORÓN

El origen de la historia está en una serie de reportajes que emitió la BBC por el 60º aniversario de la liberación de los campos de concentración. "Uno de los documentales incluía el testimonio de un superviviente de Auschwitz y de un antiguo oficial de las SS del campo", comenta Muñoz. De hecho, la primera parte de la novela, unas 200 páginas, narra la entrevista que una periodista de la televisión alemana ZDF hace al antiguo oficial de las SS de Auschwitz Günter Meissner, ahora un acaudalado empresario, y a un superviviente del campo de extermino que vive casi en la indigencia, Yehuda Weis.
Una novela valiente, bien escrita y de innegable eficacia para conseguir el propósito del autor.
Manuel Pecellín en LIBRE CON LIBROS


LA CARAQUEÑA DEL MANÍ
The influx, in fact, has strengthened bonds between Venezuela and Spain, and they are reflected here in cuisine, music, trade, even novels. One book published this year, “La Caraqueña del Maní,” by the Spanish writer José Luis Muñoz, captures the complexity. The protagonist is a Basque exile seeking a new life amid the demimonde here of salsa bars and Iberian eateries.
Over a meal of Txakolí wine and Idiazábal cheese, he sums up how the New World, despite its occasional outbursts against Spain, still fascinates the Old. “Venezuela is a friendly country,” Mr. Muñoz says, “and if one is lucky not to be caught in the middle of a gunfight, well, it’s almost paradise.”
Simón Romero en NEW YORK TIMES

Que José Luis Muñoz nos ofrezca una novela excepcional no debe constituir una sorpresa, a estas alturas. Hay autores que suponen una apuesta segura. Y especialmente cuando transitan territorios que sienten como suyos. Es lo que le pasa a José Luis Muñoz con el género negro.Pero La caraqueña del maní (título muy bello, para empezar) es más que una novela negra. O no sólo eso. Es un homenaje a la capital de Venezuela, presentada con todas sus contradicciones y contrastes. Una ciudad que, al menor descuido, pasa a ser selva y culebra.
Gregorio León en LA TORMENTA EN UN VASO

"José Luis Muñoz añade dosis de violencia, política y erotismo a una historia absorbente"
"Una novela política que nos llena de interrogantes
"Un compacto y absorbente libro que nos involucra a todos en un problema moral"
"Un cruento relato del mal que aqueja no solo a Venezuela"
"Caracas, el cielo y el infierno"
Lilian Neuman en Culturas / La Vanguardia

"Este especialista en novelas negras con personajes que transitan por el lumpen sin perder su brillo, nos lleva en esta ocasión a Caracas con una seductora historia caribeña"
"Una novela que nos permite transitar por una ciudad dura pero también voluptuosa" Teresa Cantalaína en Qué Leer.

"Un thriller político comprometido y de rabiosa actualidad" "Contundente mezcla de thriller político y novela policial"
Matías Néspolo en ADN

Como caraqueña trasplantada a Madrid, ha sido curioso leer esta novela que transcurre en la Caracas actual y por la que transitan malandros, buhoneros, policías corruptos, sifrinos estirados y escuálidos clase media, mujeres bellísimas de todos colores pero sobre todo mulatas de infarto expertas bailadoras de salsa, mucho ron y marroncitos, y adúlteros de toda clase y calaña. Quien busque sexo, violencia y crimen lo encontrará en abundancia en estas páginas, sin menoscabo a su calidad literaria, que, sin duda, la tiene. La prosa de Muñoz es ágil y bien condimentada, con descripciones muy visuales y una trama impecablemente construida. El personaje principal es un ex etarra que vive refugiado de su pasado en esa capital del caos que es la Caracas de la era chavista, y la caraqueña a la que se refiere el título es una mulata que el protagonista conoce en El Maní, ese lugar emblemático que tanto recuerdo de mis años universitarios y al que iba a hacer el ridículo porque la salsa es algo que nunca se me ha dado. Nunca.
Vivian Watson en SOPOTOCIENTOS

ÚLTIMO CASO DEL INSPECTOR RODRÍGUEZ PACHÓN

José Luis Muñoz décrit avec passion, ironie et sarcasme la décadence d’un individu sur fond de ville ambivalente, suintant d’humidité autant que de sueur, une ville de l’alcool et du sexe, misérable dans tous ses autres aspects. Né à Salamanque en 1951, José Luis Muñoz vit depuis de nombreuses années à Barcelone où il se consacre à l’écriture et à diverses activités journalistiques. Il a déjà écrit une vingtaine de romans noirs, récompensés par un certain nombre de prix littéraire.

Noir comme le polar

Ambiance moite et torride dans ce petit polar rapide et percutant qui nous emmène à Cuba.Rodriguez Pachon, inspecteur de police amateur de filles et de littérature, est amoureux de Minerva, une prostituée dont il aimerait devenir l’unique client.Or un jour, on retrouve le corps mutilé de la belle…A travers une évocation colorée des bas-fonds de La Havane, c’est un portait sans concession d’une île asphyxiée par le blocus et les combines politiques.Sexe, alcool et violence sont au rendez-vous dans ce texte dont l’écriture luxuriante est un régal de sensualité.On est loin des clichés romantiques pour touristes en mal d’exotisme.A méditer avant de partir au soleil…
Communauté de Comunnes de Brianconnais.

D’une écriture incisive et prenante, l’Espagnol José Luis Muñoz nous plonge dans l’univers grouillant de vie qui environne l’inspecteur de police, et nous fait suivre son quotidien rempli de détails qui caractérisent ces classes populaires qu’il contrôle et défend, sans folklore inutile ni clichés. L’ambiance tropicale, toile de fond permanente, y est rendue avec une force discrète qui soutient le récit, créant une atmosphère qui marque tout en participant à l’impression de vécu que le lecteur ressentira à la lecture de ce roman de qualité.Un roman qui trimballe une forme de langueur noire qu'on découvre enfouie sous les aspects actifs d’une intrigue qui est beaucoup plus qu’un banal « Ki l’a fait », et qui débouchera sur une fin implacable et désespérée.José Luis Muñoz, un auteur à découvrir.EB (mars 2008)(c)

Copyright 2008 E.Borgers en POLAR NOIR

Un buen día, José Luis Muñoz abrió el cajón menos cotidiano de su escritorio. Comenzó a rebuscar en su interior y -sin pretenderlo- encontró unos papeles que había guardado hacía muchos años. Dichos papeles describían una escena en la que un borracho encontraba el cadáver descuartizado de una mujer. Leyó varias veces aquellos apuntes y recapacitó unos momentos. Entonces, una de sus cejas se alzó por encima de la otra evidenciando algún tipo de ocurrencia. Minutos después había decidido que desarrollar aquella vieja escena podía ser interesante, sobre todo para utilizarla como principio vertebrador de una trama policíaca. Se puso manos a la obra y le fue dando forma hasta que, tras un viaje a La Habana, decidió que en esa ciudad se desarrollaría la acción. Así surgió una novela que resolvió titular Último caso del inspector Rodríguez Pachón. Poco más tarde su trabajo obtenía el IV Premio de Novela Corta Diputación de Córdoba, para aparecer ahora en las librerías de la mano de la editorial Algaida. La novela comienza con la aparición del torso sin cabeza de una mujer en un vertedero de La Habana. Rodríguez Pachón, un policía desencantado, lector de Faulkner y Hemingway y devoto del viejo cine negro norteamericano, se hace cargo de la investigación auxiliado por el joven Vladimir. Dos agentes de generaciones muy diferentes que habrán de bucear en un submundo caribeño que nada tiene que ver con el paraíso prometido en las agencias de viajes. Sin embargo Último caso del inspector Rodríguez Pachón no es solo una novela policíaca, sino también el singular relato de la vida cotidiana de la isla contada con una dosis considerable de ironía y sarcasmo.
QUÉ LEER

LLUVIA DE NÍQUEL
José Luis Muñoz publica Lluvia de níquel (Algaida), una novela con un título muy sugerente que no defrauda: la lluvia de níquel que anuncia es la que se produce en las máquinas tragaperras de Las Vegas adonde va a parar un vendedor de seguros que pasa de odiar el juego a verse absorbido por el remolino de su tentación en una historia de casinos y oscuridades en el infernal paraíso artificial del desierto de Nevada.
Sabina Luna en QUÉ LEER

In questo romanzo lineare e ben costruito, Muñoz è riuscito a raccontare la vertiginosa caduta verso il male di chi viene rapito da questo vizio così sottile e inizialmente inavvertibile da prendere il nome di un divertimento, di un gioco appunto. Lo scrittore spagnolo parla di persone che, dimentiche del resto del mondo o forse proprio per non pensare alla propria vita, lasciano tutto in una slot machine, compresa la propria dignità. Descrive vite che hanno perso il senso del reale ma anche angoli di speranza nascosti tra coloro che sono rimasti a casa.
Donatella La Viola en RAI Libro

"Impresionante novela ambientada en el mundo del juego en Las Vegas. Muñoz es uno de los grandes escritores del género en España, aunque su nombre haya sonado menos que el de otros... un autor diez." (Recomendaciones febrero 2006, llibrería Ítaca de Gijón) Mike Demon es un vendedor de seguros que pasa la vida en la carretera y odia el juego por oscuras razones familiares. Una avería en su automóvil le Ilevará hasta Las Vegas, y su profunda desprecio por la meca del juego se irá convirtiendo en fascinación, hipnotizado con el neón de sus luces y el tintineo de las monedas en las máquinas de juego, la Iluvia de níquel.Lluvia de niquel es una novela envolvente y atmósferica sobre la pasión destructiva del juego y la soledad entre multitudes, la crónica del descenso a los infiernos de un personaje sin redención posible, con la que José Luis Muñoz rinde tributo -como ya hiciera en Mala hierba- a los maestros del género negro norteameriacano. La falsa alegría de las Vegas, paradigma de la doble moral norteamericana, es retratada aquí como una tentadora Babilonia en medio de una sociedad calvinista y en una época en la que el país debe decidir entre el liberal Dukakis y el duro Bush padre. Un relato duro y sin concesiones que narra un uiaje a la parte más oscura del ser humano.
José Luis Muñoz ha conseguido que el calor del desierto se te meta dentro, que te sientas morir cuando la ruleta gira y la bolita va saltando de casilla en casilla o que disfrutes con algarabía cuando un pobre diablo alinea las tres cerezas en una máquina tragaperras que empieza a vomitar, generosamente, una lluvia de monedas que otras decenas de desgraciados han ido depositando en esos ladrones de metal, vampirizadores, chupasangre y roba-almas.
Venía tan bien recomendada por los lectores más fiables que cogí la novela con verdadera ansia, temiendo, en mi fuero interno, que luego no fuera para tanto, llevándome un chasco morrocotudo. No fue así. No sólo está a la altura anunciada sino que, para los amantes del juego y la literatura, su lectura es tanto un intenso placer… como un riguroso y adictivo aviso para navegantes.
Jesús Lens LA GANGSTERERA

Comentarios

Felisa Moreno ha dicho que…
Yo sólo he leído La caraqueña del Maní y desde luego es muy recomendable. Nos acerca a un ex terrorista de ETA, a su vida cómoda en un país de mujeres exuberantes y placeres oscuros. Nos muestra la sociedad caraqueña, con todas sus contradicciones, los chavistas, la riqueza, la extrema pobreza, la delicuencia. Y nos recuerda que no podemos permitirnos el lujo de olvidar lo que fuimos, el pasado siempre pasa factura.
José Luis Muñoz ha dicho que…
Muchas gracias, Felisa, por tus buenas palabras hacia esa caraqueña tan peligrosa. Y sí, realmente la vida siempre suele pasar factura de los errores que se cometen. La novela fue el fruto de un viaje relámpago a Caracas para presentar una novela allí. Y la ciudad, fascinante, se convierte en protagonista
GeNeRaCiOn AsErE ha dicho que…
Gracias por invitarnos,
interesante blog.
Sobre EL MAL ABSOLUTO, creo que el fin no debe justificar los medios.

Un saludo afectuoso, de tony, del grupo(G.A.)