NEWS

De miedo
Pavoroso lo que ha sucedido en Bombay, aunque previsible. El terrorismo internacional yihadista, ese mal sueño que el presidente saliente de los Estados Unidos ha alentado con su inmensa torpeza, ha tomado durante tres días una ciudad y ha efectuado una carnicería mortífera utilizando armas de guerra que han resultado más efectivas que las bombas. Tanto India como Pakistán son dos ollas a presión que un día u otro tienen que estallar porque la situación social en ambos países, que tienen la bomba atómica, es insostenible por las sangrantes diferencias sociales y la ausencia de un estado tutelar. Un golpe brutal a la economía y al turismo de ese país que acabo de visitar.


De libros
El que acaba de sacar mi buen amigo argentino Raúl Argemí en la editorial edb LA ÚLTIMA CARAVANA ─ Una mujer, Laura, llega a un geriátrico, a orillas de un lago patagónico, en busca de un hombre que puede darle noticias de supadre, a quien no ve desde su infancia. Por lo que sabe, ese hombre,llamado Roque Pérez, compartió el trabajo con su padre, varios añosatrás, en una ciudad patagónica llamada Fiske Menuco. Roque Pérez lecontará la aventura de la fundación de un extraño partido político enmedio de la peor crisis económica de Argentina, y los detalles delrobo a un banco, realizado por un grupo de ex presos políticos,prostitutas, cantantes de coro y ancianos jubilados. También lehablará de la desesperanza, del naufragio de todo, de la diásporageneral y de la marcha hacia la nada que emprendió el grupo despuésdel robo: la última caravana─ , muy alejado, por lo que he leído, del género en el que últimamente venía desenvolviéndose: el negro. Argemí cambia de registro, pero seguro que no de prosa, una de las más originales del panorama literario hispanoparlante. El autor de PENÚLTIMO NOMBRE DE GUERRA y SIEMPRE LA MISMA MÚSICA tiene hoy dos grandes motivos de alegría, uno literario y otro personal que les contará a ustedes si se lo preguntan.

De compras
La novela de Dilruba Z. Ara, amiga y escritora bangladesí residente en Suecia que he conocido por Facebook, un sistema de comunicación muy adictivo, y que ha editado Maeva con el título de LA LISTA DE OFENSAS ─ “Lo mágico y lo trágico se entrelazan en el destino de Daría, una joven bengalí en conflicto con unas tradiciones injustas y con su incapacidad para ver el amor donde más cerca lo tiene” ─ y que ya está en lista de espera para ser leído muy pronto, aunque habrá que comprar el tiempo al diablo a cambio del alma ya que aun no venden los libros con el tiempo para leerlos como reclamaba Borges.

De premios
Acertadisimos ambos, el nacional de literatura a Juan Goytisolo, un enamorado del mundo árabe y de la interculturalidad, un pensamiento inequívocamente situado a la izquierda, y el Cervantes a Juan Marsé. A Marsé, a quien debo agradecer por la parte que le toca la premiación de mi novela PUBIS DE VELLO ROJO con la Sonrisa Vertical del que fue jurado, tuve el placer de entrevistarlo para la revista Playboy cuando publicó RABOS DE LAGARTIJA, una novela extraordinaria. Ejemplo de autor autodidacta, que nunca ha ido a escuelas de ninguna parte, abrupto y directo en su forma de decir las cosas, es sin duda uno de mis autores preferidos y en sus novelas hay tanta brutalidad como ternura, sus párrafos transfieren experiencias vividas, olor a barrio, añoranza de la infancia de cines de programación doble y sueños eróticos con las vampiresas del séptimo arte. Que duda cabe que el autor de ÚLTIMAS TARDES CON TERESA es uno de los referentes literarios de nuestra posguerra y que a través de sus libros se puede leer la evolución de la sociedad española y catalana, en especial.

De jueces
Intolerable, inaceptable e insultantes para los familiares de la víctima el veredicto de no culpabilidad contra Scotland Yard que ha dictado un juez británico exculpándo a los agentes de la policía británica por el asesinato del ciudadano brasileño Menezes al que acribillaron, al tomarlo por un terrorista, en un vagón del metro londinense. Si inmovilizar a una persona desarmada entre varias agentes y descerrajarle en la cabeza varios cargadores mientras permanece tumbada e inerme no es asesinato es que Jack El Destripador era la Madre Teresa de Calcuta. ¿Nadie se indigna?

De mea culpa
El que entona, a buenas horas, George Bush a días de dejar la presidencia, reconociendo que se equivocó con las armas de destrucción masiva y con la guerra de Irak. Vamos, que la cagó con todo el equipo. Lo raro es que lo reconozca. Lo indignante es que no pague por ello a no ser que Garzón dicte la preceptiva orden de búsqueda y captura cuando salga por la puerta de la Casa Blanca ¿Has vuelto a la bebida, George, y por eso te estás humanizando? A lo mejor se anima Josemari a continuación, entre partida y partida de pádel, y admite que se equivocó al dar empujones para salir en la foto de las Azores y en creer a su amigo George a pies juntillas.

De agradecimientos
No puedo dejar de agradecer a la escritora Felisa Moreno por haberme publicado en su hermoso Blog El sueño de las palabras, el relato LOS SURCOS DE LA ESQUIADORA DE FONDO, incluido en VIAJEROS DE SI MISMOS (Brosquil, 2006), con el que obtuve el Premio Internacional de Literatura de Viajes Ciudad de Benicássim. Por este libro pequeño, minimalista, especial para leer en un fin de semana, siento un especial cariño, y el relato que reproduce Felisa Moreno, que transcurre en un ambiente invernal y en mi querido Valle de Arán al que cada año vuelvo, creo que produce frío intenso. Pueden leerlo en su blog y, si les gusta, comprar el libro para leer los otros cuatro relatos incluidos. Si quiere comprarlo clique aquí

Comentarios