EL LIBRO

TRECE CUENTOS INQUIETANTES
Felisa Moreno Ortega
Editorial Hipálage, 2010
109 páginas
El relato, definitivamente, está de moda después de décadas de olvido y sumisión frente a su hermano mayor, la novela. Casi un centenar de libros de relatos publicados en nuestro país en este 2010 así lo certifican.
Trece cuentos inquietantes, el segundo libro publicado por la escritora jienense Felisa Moreno tras su formidable debut con la novela La asesina de los ojos bondadosos, hacen justicia a su título, porque se trata de una recopilación de narraciones fantásticas en las que la muerte suele tener presencia, la realidad resulta difusa y la fantasía campa a sus anchas surgiendo de lo cotidiano.
Son trece pasos precisos por el reino del fantástico, relatos abiertos y sutiles, recorridos por meandros y escritos con maestría que producen inquietud en quien los lee. Algunos, como El despertador de colores, en el que la conducta diaria del protagonista está determinada por el color que ve al despertar en su ingenioso reloj, son originalísimos; otros como El sueño dorado, que encabeza la antología, rezuman un humor crítico hacia esa locura de la cirugía plástica y sus límites; mientras que La piel de serpiente, con esa mancha informe que crece en el techo de una habitación, o el premonitorio de El motorista, son los que más inquietan, los más fantasmagóricos.
Imaginación y fantasía encapsuladas en excelente literatura, que demuestran que Felisa Moreno se mueve con igual soltura tanto en la novela como en el relato, es lo que hay en Trece cuentos inquietantes, un libro que se lee rápido y bien y que, al finalizarlo, hará que deseemos leer el próximo de esta joven y brillante autora.
JOSÉ LUIS MUÑOZ

Comentarios

Felisa Moreno ha dicho que…
Hola Jose Luis,
Muchas gracias por esta crítica tan estupenda, creo que inmerecida, aún me queda mucho por aprender, pero me alegra mucho que este libro también te haya gustado, valoro mucho tu opinión.
Un abrazo.
José Luis Muñoz ha dicho que…
Después de leerlos quiero más, Felisa, así que ponte a escribir, aunque sólo sea por mí.
Sílice ha dicho que…
Estoy totalmente de acuerdo con José Luis, Felisa. Y sé que aún os debo un comentario a los dos de vuestros libros, espero encontrar un poco de tiempo para hacerlo. Abrazos para los dos.
Y aunque nunca diga nada, os leo.