CINE

Crónicas desde el festival de San Sebastián
UNA JORNADA CON MUY POCA SUSTANCIA
Aguas tranquilas

No me enteré de que ayer llegaba John Malkovich que puede irse del certamen con un premio bajo el brazo, porque no hay otro actor en las películas que he visto que le pueda hacer sombra en cuanto a recital de interpretación. Si me hubiera encontrado con él quizá le habría dicho que no me gustó ese ejercicio de egocentrismo que supuso verle ejerciendo de Giacomo Casanova, parafraseando a algunos espectadores que opinaban lo mismo de su papel como actor y cantante de ópera en Variaciones sobre Casanova.

Comentarios