CINE

MELODRAMA AMOROSO CANADIENSE, PELÍCULA FRANCESA CON SABOR CUBANO Y LA ODISEA DE UN DJ
Crónicas desde el Festival de San Sebastián
Eden mia hansen love


El día amanece totalmente desapacible, lo que me alegra: así descarto lo del baño en La Concha, que bordeé ayer en una bicicleta alquilada, al anochecer, de regreso al hotel. Hoy la jornada promete ser menos estresante, me dejará hasta algún hueco para comer de forma convencional, algo que va a agradecer mi cuerpo que no sólo vive de cine. Así es que emprendo esta nueva jornada maratoniana del festival pero, he de decirlo, con un poso de cierta decepción a medida que pasan los días y se desvanecen las expectativas suscitadas con las primeras proyecciones: hay pocas películas que me sorprendan, que me maravillen. Cito, de memoria, cuatro que pueden entrar en esa categoría: la japonesa Aguas tranquilas, la española La isla mínima, la norteamericana La entrega y la canadiense Mommy.  

Comentarios