CINE

Crónicas desde el Festival de San Sebastian
CINE LATINOAMERICANO, UN MELODRAMA GAY Y UN DOCUMENTAL IMPRESCINDIBLE
Love is stange

Dinamarca está de nuevo presenta en la sección Nuevos Directores con la película Limbo  hablada en danés. La directora Anna Sofie Hartmann, jovencísima estudiante de la Escuela de Cine de Berlín, mete la cámara entre un grupo de jóvenes adolescentesno son actores y se interpretan a sí mismosde la escuela de Navskov, la suya, que estudian en un centro de la región que vive la de la agricultura industrialinmensos campos de remolacha y una enorme fábrica de azúcar omnipresentes a lo largo del film a través de largos trávelings. Sus cuitas, sus digresiones filosóficas, discusiones sobre los roles sexuales, cuestiones académicas, ensayos para una obra de teatro, etc., apuntes muy deslavazados porque deliberadamente no hay un guion previo, conforman el eje de esta película discursiva y con vocación documentalista que deja muchos puntos en el limbo. Una de las alumnas se declara a su profesora y no recibe respuesta por parte de ella; un grupo de chicas de la escuela sale de noche y probablemente mueren al caer su coche a una acequia, pero no se habla más de ellas; un friki absoluto está en clase pero como si no estuviera, pendiente sólo de su móvil, sin recibir una sola advertencia de la profesora. Una película aparentemente sin historia, tan fría como esos campos congelados de remolacha por donde la cámara se explaya, muy poco, la verdad, para conformar una película medianamente interesante.  ¿Tiene cabida una película que parece un trabajo de fin de curso en un Festival como el de San Sebastián? Pues no sé, la verdad. 

Comentarios