EL LARGO ADIÓS

DONALD WESTLAKE


Se fue uno de los grandes de la literatura negrocriminal. El norteamericano Donald Westalake murió el pasado 5 de enero, víspera de Reyes, a la edad de 75 años en México. Tuve la inmensa suerte de conocerle durante la primera Semana Negra de Gijón y compartir con él la, sin lugar a dudas, mejor colección de novela policiaca que se ha editado en España, Etiqueta Negra de Júcar, una brillante idea de Silverio Cañada y Paco Ignacio Taibo II que publicó, en su breve andadura, más de cien títulos de autores de todos los países y sirvió para galvanizar el interés por un género que en nuestro país estaba en el olvido y proscrito por los críticos cortos de miras.
Westleke fue autor de títulos emblemáticos dentro de la literatura negra y

guionista de Hollywood, y numerosas obras suyas fueron llevadas a la pantalla con notable éxito. Recuerdo, como obra de culto modélica, la ejemplar A QUEMARROPA, una de las primeras películas de un joven realizador inglés con ideas cinematográficas innovadoras entonces, John Boorman, interpretada por un brutal Lee Marvin y una sensual Angie Dickinson, película que, por cierto, ni se ha repuesto en cine, ni se ha pasado por televisión desde hace mucho tiempo, ni se ha editado, que yo sepa, en DVD.
Este año la Semana Negra y su boletín A QUEMARROPA, homenaje a Westlake y a la película más redonda que se rodara sobre una de sus novelas, se van a teñir de negro riguroso ante tan sentida pérdida para todos los que amamos el género negrocriminal.
JOSÉ LUIS MUÑOZ

Comentarios