CINE

TREN DE NOCHE A LISBOA
Bille August



¿Cuándo se jodió Bille August? podría preguntarse uno parafraseando a Mario Vargas Llosa en Conversación en La Catedral. Pues desde el óscar con Pelle en el conquistador, su mejor película, junto a Las mejores intenciones, rodadas respectivamente en su Dinamarca natal y en Suecia. La filmografía posterior de este director danés, que incluye una mediocre adaptación de la novela de Isabel Allende de La casa de los espíritus, un irregular thriller, Smilla, misterio en la nieve, películas rodadas en Suecia como Jerusalén, Una canción para Martín, Sentencia de muerte, María Kroyer, con producciones británicas o norteamericanas de gran presupuesto como Adiós Bafana o Los miserables, es decididamente mediocre y en ninguna de ellas aflora el talento que demostrara en sus primeras películas, tampoco en esta plúmbea adaptación de la novela homónima del escritor suizo Pascal Mercier.

Comentarios