CINE

52 FESTIVAL DE GIJÓN

CRÓNICA IV
mil noches una boda party girl

Llovizna, hace viento y refresca en un día, el cuarto, en el que va a predominar, salvo un par de excepciones, ficciones cinematográficas que parecen documentales abordados con, en varios casos, escasa fortuna.
La primera película francesa a competición, que va creciendo a medida que avanza y cobra todo su sentido en su escena final, la veo a las 9:30. Hablo de los 97 minutos de Party Girl que pueden transcurrir con cierta morosidad y es posible que no encuentren un espectador muy motivado hasta pasado cierto tiempo. Sus personajes son muy reales, y quizá no empaticemos con muchos de ellos. Yo, al menos. 
siga leyendo en EL DESTILADOR CULTURAL

Comentarios