VIAJES

EL SALZBURGO DE MOZART


         Cinco horas en tren separan Budapest de Salzburgo y el paisaje cambia de los ocres agrícolas de la llanura húngara al paisaje suavemente montañoso de las estribaciones de los Alpes tiroleses con praderas de ensueño, granjas de juguete, bosques otoñales y ganado vacuno y ovino paciendo. Salzburgo es una ciudad de ensueño, la quinta más poblada de Austria con algo más de ciento cincuenta mil habitantes, la ciudad de la sal por las barcas que la transportaban y que debían pagar impuestos. Mi segunda visita a esta ciudad tan ordenada y limpia de Austria. No hay nieve como si la hubo el siglo pasado. 

Comentarios