EL LIBRO

UNA EXTRAÑA HERENCIA
Los caminos literarios son insondables, misteriosos. De un fracaso en una firma de libros en la Feria del Libro de Madrid, al éxito del relato, hijo de esa frustración, premiado en Ponferrada, UNA EXTRAÑA HERENCIA publicado por Ediciones Hontanar junto a EL HOMBRE DEL SOMBRERO de Mariano Monge Juárez. De una vista a Ponferrada eclipsada por la niebla ─ y de ahí salió LA NIEBLA, integrado en mi libro de relatos VIAJEROS DE SÍ MISMOS (Editorial Brosquil), que ganó el Premio Ciutat de Benicassim de Literatura de Viajes ─a una Ponferrada radiante de sol, con su castillo templario bien visible. Día de firmas, después de un viaje duro por carretera ─ de Barcelona a Ponferrada ─ y comida compartida con un nuevo grupo de amigos unidos por esa insana pasión por la letra.
UNA EXTRAÑA HERENCIA es una novela corta, o un relato largo, de aires borgianos, un canto de amor a la literatura, al mundo de los libros, al fetichismo sobre el universo que contienen unas páginas, sobre el hecho literario y la nebulosa frontera entre realidad y ficción.


“La voz de Begoña Azpeitia tenía un aire sensual de misterio, como el de algunas locutoras de mi juventud que me mantenían despierto y en tensión toda la noche mientras pinchaban discos de jazz y coqueteaban descaradamente con los insomnes que les llamaban. La voz, mientras intercambiábamos unas pocas palabras por teléfono, incentivó mi imaginación y rápidamente aventuré una edad – unos treinta y pocos años – un físico – rasgos potentes, mirada inteligente, cuerpo anguloso, alta, delgada, fibrosa – y un carácter – segura de si mismo, algo autoritaria.
- ¿Borja Pagés?
- Yo mismo.
- Bego Azpeitia, de editorial Cruz. Es con respecto al manuscrito que nos envió hace seis meses. Perdone el retraso en la respuesta.
- Me siento más cómodo si nos tuteamos.
Dudó. Acepto mi sugerencia.
- Nos gusta. Aunque habría que lastrarlo de algunas páginas. ¿Podríamos vernos? No es mi estilo ventilar estos asuntos por teléfono. Ya sé que vives en Barcelona, pero si no tuvieras inconveniente en coger un avión y venir a Madrid, me gustaría hablar contigo del libro.
- Pero... ¿lo vais a publicar?
- Creo que sí. Pero de todas maneras me gustaría hablar contigo, si no tienes inconveniente.
- Miro mi agenda. Hum. Pasado mañana, por la mañana. ¿En la editorial?
- Prefiero un lugar más neutro.
No acabó de convencerme.
- Bueno, pues...en el Café Gijón – No se me ocurrió otro lugar.
- A las diez. Desayunamos.
- De acuerdo.
Madrid me gusta. No conozco a ningún catalán que diga lo contrario, ni, a la inversa, a ningún madrileño que diga que mi ciudad no le fascina. A mí Barcelona, quizá porque vivo en ella y la conozco hasta en sus más mínimos detalles, no me acaba de convencer en exceso, no viajaría a ella, aunque sepa que eso es una estupidez: nadie se imagina viajero en la ciudad en la que reside. Pero quiero ser crítico con la ciudad de la que me siento algo responsable ya que paseo por sus calles, pago los impuestos municipales y me enfurezco con su tráfico. Una inadecuada y agresiva política urbanista en aras de algo tan estúpido llamado diseño había demolido los barrios más literarios de la ciudad, la vertiente canalla, despojándola de todo su encanto. Por el contrario Madrid, mucho más conservadora, dudaba mucho antes de meter la piqueta de demolición en los viejos y hermosos edificios de la villa y corte”
Y si quieren seguir leyendo, compren el libro.




Una extraña herencia" de José Luis Muñoz gana el VII Premio Hontanar de Narrativa Breve.Lunes, 28 abril 2008: La Feria del Libro de este año ha cerrado sus puertas con unos magníficos resultados, ya que por allí pasaron unas 2000 personas. Uno de los actos que se llevaron a cabo en la carpa habilitada para esta ocasión fue la Entrega del VII Premio Honatanar de Narrativa Breve 2008, que se celebró el sábado 26 de abril, y contó con la presencia de los galardonados José Luis Muñoz y Mariano Monge Juárez.

Comentarios