EL RINCÓN DEL POETA

TODA VEZ QUE NO IMPORTA
DONDE VENGO
Antonio Núñez Baquero

toda vez que no importa donde vengo
toda vez que no importa donde voy
a la luz que me informa yo me atengo
a la verdad que esplende en lo que soy

todo será mentira en lo que tengo

todo en la vanidad de lo que doy

Antonio Núñez Baquero. Bueno, mi nombre completo es Antonio Fabián Núñez Baquero. Nací en la Línea Equinoccial, denominada por la Comisión Geodésica Francesa- que vino en el siglo XVII a medir un arco de meridiano terrestre- , Ecuador. No digo el año, para que se adivine por mi foto que bien puedo ser uno de los fósiles más bien conservados de Atapuerca. Y, por supuesto, no me gustaría que se lo publicite debido a mi inveterado pudor. He sido desde mercachifle hasta vendedor de seguros de vida, desde profesor hasta cadenero, nombre que se da aquí al oficio de mostrar la regla de medición a los agrimensores o topógrafos. Con todo, me he dado tiempo para escribir unos pocos títulos literarios y a pesar de que me esforzado mucho no he podido romper el chiquero de mi sesudo anonimato. He publicado poemarios como Voces Errantes, La Uña de la Gran Bestia, Mano a Mano, De par en par y también otros engendros narrativos, de todos los cuales el único informado estoy yo, debido, creo , a ediciones más escasas que las buenas intenciones de Putin o de Bush. Para que la desgracia no sea incompleta, he sido profesor de primaria y secundaria, con leves escarceos en la cátedra universitaria. Y todavía he tenido la inmerecida audacia de ser relacionador público musical, periodista alternativo y político a rajatabla. Hoy estoy pudriéndome incómodamente en mi calidad de injubilado convencido y con una alegría y una tristeza muy recomendables. Eso es todo lo que puedo decir en honor a la verdad y autorizo al que lo lea a que saque las debidas conclusiones. Con un abrazo continental, Antonio.

Comentarios