EGOLATRÍA

DE BUENA TINTA
Latidos
Tino Pertierra

Publicado el 19/2/2009 en el suplemento CULTURA de LA NUEVA ESPAÑA

José Luis Muñoz puede presumir de tener en su currículum dos de los principales premios literarios de Asturias: el «Tigre Juan» y el «Café Gijón». Incansable e irreductible en la noble tarea de hacer de la literatura una razón de ser y estar, Muñoz ha sacado del horno hace nada su última novela, El corazón de Yacaré. Y él mismo nos ausculta sus latidos: «Algunas novelas mías tienen génesis sorprendentes como, por ejemplo, Último caso del inspector Rodríguez Pachón, que surgió del encuentro fortuito con unas hojas muy antiguas en un cajón de mi escritorio, seguramente un relato que se quedó a medias, que leí, me gustó y creció hacia delante y hacía atrás hasta convertirse en novela».
Parte la novela de un relato largo «que escribí en 1970, titulado “Le roman de coeur” que había releído varias veces y con el que no acababa de estar satisfecho. Al final me di cuenta de que, en realidad, el relato largo era una novela comprimida, que el tema daba para mucho más, y en 2007 me puse a redactarlo de nuevo, incorporando personajes que la hicieran más coral, y que cada uno de esos personajes tuvieran voz propia y diera una versión sesgada de los hechos de la novela. Además, cada uno de ellos, Yacaré de Wilson Frades, la hermosa protagonista que enviuda y enloquece; Nelson Correa, el policía torturador, y Santiago O’Higins, el ingeniero propietario de una compañía clave del país, me permitieron, por su diversidad social y cultural, trazar una pintura de la realidad de Macladán, el país imaginario en el que transcurre la acción, que es la síntesis de todas esas naciones de América Latina que, en un momento del siglo pasado, sufrieron sangrientas dictaduras».
«El tema y el enclave de la novela me permitieron», finaliza Muñoz, «jugar con una serie de géneros con los que estoy muy familiarizado, como son el género negro –en la novela hay una trama policial–, el erótico –algo casi consustancial cuando se escribe sobre la parte sur de América, hermanado con el tropicalismo–, y la critica social y política, pero sobre todos ellos bascula, creo yo, una historia de amor muy fuerte, un amor enloquecido, que imagino fue lo que convenció al jurado para premiarla con el “Ciudad de Seseña” de novela romántica».


Tino Pertierra (Gijón, 1964) Dirigió la colección Alba Zoom de la editorial barcelonesa Alba, e impartió clases de periodismo en un centro universitario de Oviedo. Ha publicado los libros de relatos El dios de las tristezas amorosas, Cuerpo a cuerpo, La historia jamás contada y Los seres heridos, con el que ganó el Premio Tigre Juan, y las novelas El secreto de Sara, Jesse James estudió aquí, ¿Acaso mentías cuando dijiste que me amabas?, Toda la verdad sobre las mentiras de los hombres y El secreto de las mujeres prohibidas. Trabaja en el diario asturiano La Nueva España.

Comentarios