LOS LIBROS DE MIS AMIGOS

EL DOCUMENTO SALDAÑA
Pedro de Paz
(Editorial Planeta, 2008) 425 pgs.

Que la literatura española nada tiene que envidiar a la anglosajona en un género tan popular como el trhiller no es algo que se descubra ahora sino que viene de lejos, de Vázquez Montalbán, para ser precisos, y de manos de la que, para mí, fue su mejor novela: Galíndez. Goza, la nuestra, una buena tradición en el género negro y en la novela de acción con tramas más o menos complejas. El documento Saldaña, de Pedro de Paz, un novelista que se dio a conocer con El asesinato de Durruti ─ aquí hay una pequeña broma: el gato del protagonista se llama como el anarquista asesinado─, es un buen ejemplo de ello.
Con una estructura muy cinematográfica, por lo que no puede descartarse verla pronto convertida en película, Pedro de Paz construye con precisión una novela en la que demuestra pleno dominio de la narrativa y pergeña algunos secundarios notables a lo largo de una trama que funde el género de aventura ─ la búsqueda de un tesoro, el del citado Saldaña, por mafias rusas pero también por Miguel Cortés, buscavidas y matón a sueldo del mejor postor ─ con el genuinamente negro, como es el caso de Vassiliev, un típico killer que mata por placer y es el antagonista perfecto con el que deberá ajustar cuentas el protagonista.
Una trama compleja en la que se van desgranando pistas que conducirán al escondite del legado Saldaña y nos moverán por un intrincado laberinto urbano madrileño, intereses encontrados de quienes quieren a toda costa hacerse con los documentos, escenas de gran violencia ─ la muerte de tres sinks a manos del ruso ─ junto a otras eróticas─ las escenas de amor de Lola Álvarez con Miguel Cortés─ mantienen la tensión de esta amena novela que tiene un final fulgurante en los túneles del subterráneo de Madrid y se cierra con una pequeña trampa del autor que no voy a desvelar.
Si hay que poner alguna pega a la novela sea quizá el exceso de páginas, 400, que si se hubieran reducido, a buen seguro, la habrían hecho más fluida.

Pedro de Paz (Madrid, 1969). En el año 2003 escribe su primera novela, El hombre que mató a Durruti (Germanía, 2004). Ese mismo año la novela se erige, por decisión unánime del jurado, en ganadora del I certamen internacional de novela José Saramago siendo, con posterioridad, traducida al inglés (Christiebooks, 2005) y lanzada al mercado anglosajón. Ha publicado la novela Muñecas tras el cristal (2006), un thriller en el que utiliza la pornografía en Internet como telón de fondo, y ha participado en la antología colectiva de relatos La vida es un bar. Su última novela es El documento Saldaña (Planeta, 2008).

Comentarios

Pedro de Paz ha dicho que…
Muchas gracias, amigo José Luis, por tus amables y benevolentes palabras. Me alegra que hayas disfrutado de la lectura. Y disculpa la pequeña trampa ;-)

Abrazos,
Pedro de Paz

PS.- La mascota de Cortés es un gato, no un perro. :-)
José Luis Muñoz ha dicho que…
¿Un gato? Ahora si que me has fastidiado. Ahora que me doy cuenta no ladraba. Ni babeaba. Ni le ponía las patas encima. Pues sí, debía de ser un gato. Lo corrijo y disculpa confundir un gato por un perro.
Abrazo
raoul higuera ha dicho que…
acabo de empezar a leer el libro...bueno, ya llevo 120 paginas en un par de horas, la verdad es que me esta encantando. tengo 22 años y soy del alcorcon y en la biblioteca me dijeron que eras de alcorcon...tu novela tenia que leerla y ha sido un acierto...ya te comentare que me parece el final, pero por lo que veo...promete. un saludo y enhorabuena!!!!!