LA PELÍCULA

TWO LOVERS
James Gray
Hay un dato, una vez vista esta película, que no resulta gratuito: James Gray, su director, (Nueva York, 1969) es un guionista y director de cine estadounidense de ascendencia rusa. ¿Por qué digo esto? Porque Two Lovers, película que un espectador desprevenido podría tomar como un melodrama norteamericano más, de los interpretados por Meg Ryan y Tom Hanks, no lo es en absoluto y está basado en Las noches blancas, una extraordinaria novela de Fedor Dostoievski.
Leonard (Joaquin Phoenix), un joven con problemas emocionales y personalidad bipolar, vuelve al hogar de su infancia en Brighton Beach, Brooklyn, para reponerse tras su última recaída que le ha llevado hasta el borde del suicidio. Mientras trata de recuperarse bajo la atenta mirada de sus preocupados padres (Isabella Rossellini y Elias Koteas), judíos de rancias costumbres que regentan una tintorería y quieren que su hijo lleve el negocio cuando falten, dos mujeres se cruzan en su vida. Michelle (Gwyneth Paltrow), la bella y algo alocada vecina, amante de un hombre de negocios casado que no acaba de decidirse a abandonar a su familia por ella, y la encantadora y sencilla Sandra (Vinessa Shaw), hija del nuevo socio de su padre, la chica perfecta con quien quieren casarle. Enamorado de ambas, asumiendo que una, Michele, es la aventura sin certezas, y la otra, Sandra, la mujer hogareña que le dará estabilidad, la fuga frustrada con una de ellas le llevará inexorablemente a los brazos de la otra.
Con una filmografía muy reducida, pero selecta ─ con Cuestión de sangre, su segunda película, un film de cine negro que cuenta la historia de un asesino a sueldo y su relación con su hermano, ganó el León de Plata a la mejor dirección en el Festival Internacional de Cine de Venecia de 1994 ─ James Gray da muestras de oficio y talento dirigiendo a la perfección un plantel de actores que bordan sus interpretaciones, especialmente Joaquin Phoenix, con quien repite tras La noche es nuestra, y construye este drama sentimental y triste, por el que deambulan personajes a la busqueda de una felicidad que no encuentran, que se cierra con ese broche final de la mirada perdida de Phoenix, derrotado y en brazos del conformismo representado por Sandra.
JOSÉ LUIS MUÑOZ

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
De acuerdo en todo. ¡Qué grande J. Phoenix! He leído que no ha vuelto a trabajar desde Two lovers y que se ha metido en líos de cierta importancia.
Saludos.
Empar F
José Luis Muñoz ha dicho que…
¡Vaya! En esta película está genial. No nos vimos en Sant Jordi. ¿Nos veremos en la SN?